Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca Ortigueira, el festival ‘low cost’

La noche del jueves arrancan en el malecón ortegano cuatro días de desenfreno folk repartidos entre 16 conciertos

Arranca Ortigueira, el festival ‘low cost’

En el festival de las gaitas libres, todo es gratis: los conciertos, la acampada y los buses urbanos que acercan a los campistas del pinar de Morouzos hasta el escenario del puerto. Aunque el tijeretazo que los patrocinadores le han metido al presupuesto del Festival del Mundo Celta de Ortigueira es considerable, el Ayuntamiento, que es el promotor, se ha aplicado a fondo para ajustar las cuentas de la 29ª edición de su festival bandera sin perder su esencia 'low cost'.

Hace un lustro, antes del estallido agudo de la crisis, el consistorio manejaba más de 700.000 euros. Este año, entre los aportes de la Xunta – a través del Agadic y de la Axencia Galega de Turismo-, la Diputación, que pone 80.000, y los que suman Estrella Galicia, Gadisa o Cocacola, el presupuesto se limita a 300.000 euros, similar al que movían a principios del 2000. La noche del jueves arrancan en el malecón ortegano cuatro días (del 11 al 14 de julio) de desenfreno folk repartidos entre 16 conciertos con 4 bandas de Irlanda, tres de Bretaña, una escocesa, varias gallegas de música de raíz, entre las que se cuentan los míticos 'Os Cempés', y 3 grupos de debutantes de León (Folk on Crest), Baleares (Boc) y País Vasco (Ruaille Buaille).

Los más esperados: 'Gwendal'. La banda bretona, bregada en las tablas desde 1972 y pionera en la fusión de folk y rock, tocará el sábado por segunda vez en Ortigueira siete años después de su debut. Los más numerosos, la 'Badag Glazik Kemper', de 25 a 30 músicos con una edad media de 22 años; los más experimentales 'Dan', la suma de 14 artistas escoceses, ingleses, bretones e irlandeses que se han embarcado en un peculiar proyecto musical o los más aclamados, 'Guidewires', cinco irlandeses coronados como “los más creativos y solicitados” del panorama folk actual por su energía escénica y melodías pegadizas.

En el menú de esta IXXX edición también hay espacio para el exotismo oriental de la mano de 'Harmonica Creams'. El cuarteto nipón fue la relevación del 2012 al imponerse por sorpresa en el certamen 'Runas' para bandas noveles, que les dio el pasaporte directo al escenario principal con su segundo disco 'In+out=Sea' ya bajo el brazo mezclando armónicas y violines con ritmos prestados del blues. La otra gran novedad de esta edición se sale del presupuesto y será el sol. Por primera vez en años – si las predicciones de Meteogalicia no fallan- soleará Ortigueira desterrando la niebla, los chubasqueros y paraguas que aguaron las últimas citas del festival y le fueron restando público.

El Mundo Celta, Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2005, batió récords en esa época rozando los 100.000 visitantes y bajó a 50.000 el año pasado. Con todo, los 'folkies', como se conoce a los asiduos al festival, siguen siendo muchos para un municipio costero y forestal que suma 6.550 vecinos con sólo 2.000 pobladores en un núcleo urbano que apila toneladas de comida y bebida en bares y supermercados para hacer su particular agosto en un solo fin de semana de julio.

Los conciertos arrancan el jueves a las 22:00 y se sucederán cada noche hasta altas horas de la madrugada en el paseo marítimo. Cumpliendo una tradición que se remonta al 1978, la Escola de Gaitas de Ortigueira, abrirá un festival dominado por la improvisación gaitera que se cierra el domingo a mediodía con un desfiles de bandas de las naciones celtas por la alameda de Santa Marta. La oferta de Ortigueira se redondea con dos exposiciones fotográficas 'Momentos' y 'Galicia's Dreams', el estreno del documental 'Ecos de Finis Terrae', el proyecto personal de dos 'folkies' americanas que recogieron su experiencia a través de su propia productora: El Jinete Films, que presentan el viernes en el Teatro de la Beneficencia. Dos talleres de baile y composición por cuenta de Dominic Graham y Ernesto Campos y una feria de artesanía en el malecón completan la oferta.Renfe y Arriva han reforzado las comunicaciones con una veintena de servicios especiales y 300 efectivos de la Policía, Guardia Civil y Protección Civil velarán por la seguridad.