Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV preguntará si es necesario conocer al pulpo Paul para ser español

Los ecosocialistas preguntan por el examen para obtener la nacionalidad, que requiere saber el nombre de la mujer de Rajoy

La diputada de Iniciativa en el Congreso, Laia Ortiz, ganó el año pasado el premio a la mejor pregunta de 2012 y está haciendo méritos para repetir candidatura en la siguiente edición. Los ecosocialistas quieren saber si, tal como denunció Magou Ndoye, que tras 10 años viviendo en España aspiraba a tener la nacionalidad, el examen previo a concederla cuestionaba sobre el nombre de la mujer de Mariano Rajoy. Por ello Ortiz ha registrado una batería de preguntas en el Congreso. "El  cuestionario de nacionalidad realiza preguntas sobre geografía, organización del estado, historia, cultura general y preguntas personales, algunas de ellas, además de no tener relación alguna con la finalidad del cuestionario, no serían respondidas por una gran parte de la ciudadanía española", denuncian los ecosocialistas en su escrito. 

La teoría de ICV es que un español medio no sería capaz de responder a algunas de las preguntas que, según han denunciado las entidades sociales, se hacen en este test, como la de la mujer de Rajoy o una referida al pulpo Paul. Por ello los ecosocialistas cuestionan al Ejecutivo sobre varias de ellas: "¿Cree el Gobierno relevante conocer el nombre de la esposa del Presidente del Gobierno y el nombre y tipo de animal que vaticinaba los resultados del Mundial de Fútbol para acceder a la nacionalidad española? En caso afirmativo ¿por qué?", es una de las preguntas. Otros requisitos que cuestiona ICV es el conocimiento de la revolución de 1868, la necesidad de nombrar a cinco reyes de España; la necesidad de describir a Carrero Blanco; o detallar tres platos típicos de España. 

Más allá del contenido del examen para obtener la nacionalidad, ICV también cuestiona sobre la necesidad de este examen: qué criterios ha ordenado el Gobierno a los registros civiles, la existencia de retrasos de hasta un año para poder realizarlo y la posibilidad de que haya "denegaciones masivas" de la nacionalidad por la "falta de integración" detectada en el test.