Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Controlado el incendio de Valdemorillo

Los 2.000 desalojados de Valdemorillo regresan a sus viviendas

Se retira el centenar de soldados de la UME incorporado anoche a las labores de extinción

DESDE AL AIRE.  Vídeo grabado desde un helicóptero del 112 en el que se ve la zona calcinada y las obras donde se originó la chispa. COMUNIDAD DE MADRID

El incendio forestal que se originó ayer por la tarde en Valdemorillo y que obligó a desalojar a unos 2.000 vecinos de cuatro urbanizaciones de esta localidad de la sierra oeste de Madrid ha quedado controlado a las 12.15 tras haber amanecido en vías de control. Sobre las ocho de la mañana, las llamas estaban ya confinadas y no existía ningún foco activo de importancia, por lo que se ha autorizado a los vecinos ir regresando a sus domicilios, según han confirmado sendos portavoces de Emergencias 112 y de la Guardia Civil. A lo largo de la mañana, la buena evolución del fuego ha permitido ir rebajando el nivel de alerta del dos al cero, el más bajo. También se ha retirado el Ejército, que se incorporó ayer por la tarde a las labores de extinción, y se ha reabierto la M-510. La superficie afectada por las llamas, que no ha dejado víctimas, es de entre 600 y 700 hectáreas.

El incendio se desencadenó alrededor de las cuatro y media de la tarde de ayer cuando un grupo de operarios estaban cortando con una radial parte de un forjado de un chalé en construcción. Fueron las chispas las que desencadenaron el fuego. Un vecino de la zona explicó ayer que los trabajadores se montaron en sus coches y se marcharon a toda velocidad al ver las consecuencias de su acción.

La Guardia Civil ha desmentido esta mañana este extremo y ha asegurado que los operarios permanecieron en la zona y que están perfectamente identificados. Los agentes de Policía Judicial están comprobando el origen del fuego y si realmente fue accidental, además de cuáles fueron las primeras llamadas de aviso del siniestro para comprobar si fueron los propios trabajadores los que avisaron de lo ocurrido.

Con las primeras luces del día se han realizado los primeros vuelos de reconocimiento y la buena noticia es que no se había reactivado ningún foco. "El incendio tiene una evolución muy positiva y no hay focos activos en estos momentos. Los bomberos están vigilando toda la zona para que no haya rebrotes. Hasta que no haya constancia de que no hay rebrotes, no se dará por controlado", indicaba a las ocho de la mañana un portavoz de Emergencias 112.

A esa misma hora, las ocho de la mañana, se ha celebrado la primera reunión de coordinación del día, en la que se ha decidido permitir a las personas desalojadas de las urbanizaciones de Cerro de Alarcón, La Charquilla y Laredo volver a sus casas. De los 2.000 desalojados, unos 30 pasaron la noche en la plaza de toros de la localidad, que fue acondicionada por el Summa y por Cruz Roja para aquellos que no tenían ningún tipo de alojamiento.

Como la mayoría de las urbanizaciones son segundas residencias, la gran mayoría de los desalojados decidió regresar a la capital o pernoctar en casas de amigos y familiares. La vuelta a casa está siendo coordinada por efectivos de la Policía Municipal, de la Guardia Civil y del Ayuntamiento de Valdemorillo. Los primeros en volver han sido los de la urbanización La Charquilla, según la Guardia Civil. En declaraciones a Efe, la alcaldesa, Pilar Lópéz Partida, ha celebrado el regreso a sus hogares tras la "larga pesadilla" que han vivido durante la noche y que no se hayan tenido que lamentar daños personales ni materiales.

Al amanecer, los medios aéreos, ocho en total —siete helicópteros de la Comunidad de Madrid y un hidroavión del Ministerio de Medio Ambiente—, han reanudado los trabajos para atajar el fuego y se han sumado a los 150 efectivos terrestres de la Comunidad de Madrid y al centenar de efectivos de dos secciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que trabajaban desde ayer en las labores de extinción. La UME se incorporó a última hora de la tarde, con la retirada de los medios aéreos por falta de visibilidad. Estos 250 efectivos trabajaron durante toda la noche para que el fuego no alcanzara zonas próximas a las urbanizaciones y para hacer cortafuegos que impidieran el avance de las llamas.

VÍDEO: ATLAS

A las diez y media de la mañana se ha dado orden de retirada a la UME y a las 12.15, el fuego ha sido finalmente dado por controlado, por lo que el nivel de alerta ha pasado a cero (los niveles del Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid o plan Infoma van de cero a tres). A las diez y media de la mañana ya se había rebajado del nivel dos al uno. A las 12.15 también se ha reabierto la carretera M-510, que permanecía cortada desde que se desató el fuego. A estas horas, en la zona siguen trabajando bomberos y retenes forestales de la Comunidad de Madrid para enfriar los rescoldos y evitar que se reactive algún foco del incendio. Dedicarán todo el día de hoy y parte de la noche a estas tareas de enfriamiento y vigilancia.

Sobre las dos de la tarde, fuentes de los bomberos de la Comunidad de Madrid han cuantificado la superficie afectada por las llamas, que no quemada, en entre 600 y 700 hectáreas. Hasta ahora no había cálculos porque se estaba a la espera de que estuviera en vías de extinción. La mayor parte del territorio afectado por el fuego en Valdemorillo, a unos 40 kilómetros de la capital, es encinar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información