CRÍTICA | CLÁSICA
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Y van 43

Pilar Jurado es fiel a sí misma y conjuga sus cualidades de compositora, cantante y actriz en la búsqueda de una propuesta artística

En 11 ediciones, desde su bautismo en 2003, el ciclo operadhoy lleva ya a sus espaldas 43 producciones de música lírico-teatral de nuestro tiempo. Es para quitarse el sombrero, y más si se repasa la lista y se comprueba la calidad de la mayoría de los espectáculos. Mi Diva sin mi es una acción escénica para soprano y 16 instrumentos. Pilar Jurado es fiel a sí misma y conjuga sus cualidades de compositora, cantante y actriz en la búsqueda de una propuesta artística que vaya un paso más allá en su original trayectoria, pero sin renunciar a sus raíces. En el dilema planteado entre el humanismo personal y los tics de una estrella del canto, la arropa Eloy Arenas.

Mi diva sin mí

Ópera de Pilar Jurado, con texto y dirección escénica de Eloy Arenas y dirección musical de Titus Engel. Teatro de la Zarzuela, 27 de junio

En el control musical Titus Engel continúa un idilio que comenzó en el teatro Real con la ópera anterior de Jurado. Se habla de comunicación y adquieren un protagonismo esencial los teléfonos móviles y, como no, los sms, washapp, Twitter o Facebook. El dialogo de diferentes músicas refuerza el retrato sonoro de nuestros días, y permite a Pilar Jurado sacar a flote su condición de soprano coloratura afrontando Caro nome, Una voce poco fa o Casta diva, aliviando de paso la agilidad del espectáculo. En la síntesis de sus diferentes habilidades, Pilar Jurado se siente más segura y más artista que nunca. El espectáculo es lo que es, y se ve y escucha con agrado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS