Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Broadway en los jardines de Pedralbes

Un recital de música ligera con Josep Carreras abre el festival del recinto

Josep Carreras, durante el recital ofrecido en el Festival Jardines de Pedralbes Ampliar foto
Josep Carreras, durante el recital ofrecido en el Festival Jardines de Pedralbes

Estreno de los jardines del Palau Reial de Pedralbes como escenario de un festival de música veraniega. Y de Barcelona, ducha en otros estilos, que ahora se suma a un tipo de oferta de música ligera de la mano de Martín Pérez, director del festival y hasta hace unos años el responsable del de CAP-Roig. “Es una enorme responsabilidad y lo sacaremos adelante”, manifestó anoche Pérez momentos antes de iniciarse el festival. El festival da trabajo a 300 personas. “No esta mal para los tiempos que corren”, añadió.

El núcleo central del evento es la gran plaza de acceso del Palau Reial pero con notables cambios: parte de la platea descansa sobre el lago —vaciado— central. Y el fondo del escenario es la entrada de estilo novecentista. Aunque con un tono azulado. Detrás de la platea unas gradas para dar cabida a cerca de 2.200 personas.

La música de Broadway —con autores tan conocidos como Leonard Berstein y George Gershwin o Henry Mancini— con las voces del tenor Josep Carreras y la soprano Gladys Rossi y la orquesta Sinfónica de las comarcas de Girona, dirigida por David Giménez, inundaron el recinto. En las gradas, un público mayoritariamente afín a la música tranquila y melódica.

Azafatas con un toque hippie- diademas con florecitas en la frente- se afanaban a orientar a todo el que accedía al Palau por la Diagonal, donde las banderas de entrada se habían convertido en banderolas con los nombres de los que actuarán en el festival, como Julio Iglesias (26 de junio) o Crosby Stills & NAsh (8 de julio). En el acceso de los jardines las carpas de los patrocinadores y las de un servicio de restauración y catering: copa de cava y dos ostras a 10 euros. O la misma combinación con un sándwich vegetariano. Hubo más azafatas vendiendo boletos de un sorteo de conducción de Land Rovers.Y una zona Vip en la parte más apartada de los jardines con los patrocinadores que han asumido parte de los 1.800.000 euros de presupuesto del festival.

Hubo algunas caras conocidas entre los asistentes como Jaime de Marichalar o el periodista Xavier Bosch, director del programa Agora de TV3. No hubo fila cero para las autoridades y el consejero de Cultura. Ferran Mascarell, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, se situaron en las primeras filas de platea, acompañados del presidente, Artur Más y su esposa Helena Rakosnik y Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça.