Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU achaca el ERE de TV-3 a que la plantilla rechazó bajarse el sueldo

CiU da instrucciones en un argumentario a sus dirigentes para explicar las razones del ERE

La principal es que los empleados se opusieron a equiparar sus salarios a los de Función Pública

La federación de Convergència i Unió (CiU) ha elaborado un documento interno bajo el epígrafe ¡Argumentario! para que sus dirigentes puedan justificar públicamente la necesidad de aplicar un ERE en TV-3 y Catalunya Ràdio. El plan de ajustes, comunicado este miércoles a los trabajadores, comportará despedir a un máximo de 312 empleados; aplicar una reducción salarial del 7,5% al resto de la plantilla así como iniciar una serie de medidas para reducir las estructuras de la Corporació Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). La circular lleva fecha de este miércoles, el mismo día que se comunicó el ERE a los comités de empresa de los dos medios. El punto esencial es que atribuye los posibles despidos a la oposición de la plantilla a equiparar sus salarios de forma progresiva a los de la Función Pública, que son más ajustados.

Tras haber hecho ajustes en políticas sociales, no se entendería no hacerlo en los medios", dice el texto

Fuentes del comité aseguran que la cúpula de la CCMA nunca planteó en la mesa de negociación que no aceptar esa reducción de sueldos supondría la aplicación del ERE. "La dirección nunca se atrevió a decir que habría un ERE si no nos bajábamos el sueldo", aseguran fuentes del comité. Los trabajadores sostienen, en cualquier caso, que la única propuesta de la dirección fue la de equiparar los sueldos a los de la Función Pública y que entre otras cosas se opusieron porque castigaba a las categorías más bajas.

Bajo el título, El contexto económico y financiero obliga a tomar decisiones para garantizar la viabilidad de TV-3 y Catalunya Ràdio, el documento es una suerte de decálogo en el que se ofrecen las consignas a los dirigentes de CiU para que puedan explicar la drástica decisión. El texto explica que la crisis ha obligado a reducir este año el presupuesto de la CCMA con una disminución del 14% de las aportaciones de la Generalitat y una caída previsible del 10% de los ingresos en publicidad. Y concreta que el 20 de marzo, la CCMA contempló ya reducir un 17% el gasto corriente y un 18% el de personal.

La dirección nunca se atrevió a decir que habría un ERE si no nos bajábamos el sueldo", dicen los trabajadores

En el capítulo del gasto de personal, el texto relata que la CCMA propuso a los empleados la reducción de los salarios para equipararlos a los de la Función Pública. "Los salarios de los trabajadores de la CCMA son superiores a los del resto de trabajadores de otros ámbitos de la Generalitat y la propuesta del Consejo de Gobierno de la CCMA era reducirlos progresivamente hasta equipararlos", reza el argumentario, que sostiene que la negativa "hace imposible cumplir los niveles de ahorro previstos para ajustarlos al Presupuesto de 2013 y en consecuencia obliga en estos momentos a tomar alternativas como son el inicio del ERO para un máximo de 312 trabajadores, propone una rebaja salarial del 7,5% e iniciar el procedimiento para reducir las actuales estructuras directivas de la CCMA y de sus empresas filiales".

El texto concluye que la Generalitat aportará este año a la CCMA 225 millones de euros, una cifra, dice el documento, "nada despreciable teniendo en cuenta el momento excepcional en el que vivimos" y que, invertidos con "racionalidad y eficacia", son suficientes para garantizar "un servicio público de comunicación plural, de calidad y líder en Cataluña". El decálogo acaba recordando algo recurrente en los dirigentes de CiU. que se sienten padres de los medios públicos de Cataluña. "Tenemos un compromiso incuestionable desde el día de su nacimiento. Son estructuras de Estado de vital importancia para el país y por eso queremos que sean sólidas y viables".

La Asamblea de trabajadores pidió anteayer la dimisión del presidente de la CCMA Brauli Duart y está preparando movilizaciones. Esquerra Republicana y la mayoría de los partidos de la oposición rechazan el ERE y recuerdan que los empleados de TV-3 y Catalunya Ràdio han sufrido ya desde 2011 severos recortes salariales que oscilan entre el 25 y el 30%.