Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pierde la mayoría absoluta en Alcalá de Guadaíra

La concejal Laura Ballesteros abandona el grupo socialista pero mantiene su acta como no adscrita

Antonio Gutiérrez Limones, alcalde de Alcalá de Guadaíra. Ampliar foto
Antonio Gutiérrez Limones, alcalde de Alcalá de Guadaíra.

El PSOE ha perdido la mayoría absoluta en uno de sus feudos históricos, Alcalá de Guadaíra (Sevilla, 70.000 habitantes), el segundo municipio más poblado que gobiernan los socialistas en la comunidad. La concejal Laura Ballesteros solicitó su baja en el PSOE y pasar a ser edil no adscrita. La decisión deja al grupo encabezado por el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones, con 12 concejales, frente a los 13 que sumará la oposición (nueve del PP, dos del PA, uno de IU y la edil no adscrita).

Ballesteros ya amagó con irse hace un mes, después de que el gobierno local le abriera expediente por no acudir a los últimos plenos municipales. La concejal llegó a presentar su renuncia al PSOE, pero se echó atrás después de una negociación en la que intervino la dirección provincial socialista. Apenas cuatro semanas después, Ballesteros, que en el actual mandato ocupaba la Delegación de Patrimonio, asegura que el gobierno municipal no ha hecho los cambios que le prometió. “Se trata de hacer más políticas sociales y no sólo de cara a la galería y de dar respuesta a las necesidades reales de la sociedad. Gobernamos con un modelo que antes funcionaba, pero que ahora no sirve”, asegura la edil.

Ballesteros admitió ser consciente de que su decisión dejará en minoría al gobierno de Gutiérrez Limones, pero aseguró que no va a hacer política “contra el gobierno local”. “Quiero construir”, dijo.

La dirección de PSOE, sin embargo, duda de las intenciones de Ballesteros y le exige que devuelva su acta de concejal. “La voluntad de los ciudadanos no la puede cambiar la voluntad de una concejal que abandona la disciplina del PSOE”, afirmó la secretaria general del PSOE de Sevilla, Susana Díaz, que garantizó su apoyo a Gutiérrez Limones.

El alcalde defendió su gestión y reprochó la actitud de la edil. “Creo que en estos momentos lo último que necesita Alcalá es inestabilidad y confío en que la responsabilidad de todos, y el respeto a los compromisos adquiridos ante la ciudadanía, prevalezcan”, señaló el regidor en un comunicado.