El sector más catalanista del PSC recela de la reforma federal socialista

El ‘número dos’ del partido desautoriza con dureza un manifiesto interno

El llamado “derecho a decidir” lleva meses provocando una hemorragia interna en el Partit dels Socialistes (PSC) sin que parezca que vaya a detenerse. Las diferencias sobre la postura que ha de adoptar el partido ante la hoja soberanista del presidente catalán, Artur Mas, se evidencian en las reuniones de la ejecutiva. Y este lunes volvieron a aflorar, tras conocerse un manifiesto del sector más catalanista del PSC, en el que este recela de las las propuestas de reforma federal de la Constitución que han realizado tanto los socialistas catalanes como el PSOE. 

El texto considera que la propuesta del PSOE “es un buen augurio”, pero matiza que “quedaría en nada” si se confirmasen los reparos que ponen los socialistas del resto de España a la propuesta federal del PSC, que incluye la posibilidad de realizar “referendos territorializados”.

Los impulsores del texto alertan de que los federalistas “no pueden ser de ninguna manera la coartada del unionismo”; y califican de “desconcertante y lamentable” que el Ayuntamiento de L’Hospitalet, gobernado por el PSC, vote con PP y Ciutadans una moción a favor de prohibir la cesión de espacios municipales para celebrar una hipotética consulta soberanista que no se haya pactado con el Gobierno central. El manifiesto pide a la dirección del PSC que no permanezca pasiva ante las “derivas públicas de sus organizaciones”. Y afirma que no puede “callar y otorgar” en unos casos —como el de L’Hospitalet— mientras se exclaman en otros cuando surgen voces disidentes.

El secretario de acción política del PSC, Antoni Balmón, reclamó ayer a los impulsores del manifiesto que dediquen “más esfuerzo a reforzar el proyecto socialista en lugar de fastidiarlo tanto y hacer el juego a la derecha nacionalista”. El dirigente del PSC recordó que el partido defendió el “derecho a decidir” en las últimas elecciones autonómicas y acusó a los firmantes de tener “pocas ideas”. Balmón apostilló: “No les he escuchado hablar de otra cosa desde hace meses”.

El manifiesto de ese sector del PSC está impulsado por la eurodiputada Maria Badia, la exconsejera de Salud Marina Geli, el exdiputado autonómico Daniel Font y la cabeza de lista del PSC por Girona en las últimas municipales, Pia Bosch. En los próximos días será repartido para su firma entre la militancia.

Los firmantes consideran que los federalistas “no pueden caer en esa posición antiindependentista” para ser “meros unionistas”. Y sostienen que, si fracasa el pacto de Cataluña con el resto de España, “toda opción democrática contra el <CF1001>status quo impuesto sería legítima y coherente”. También piden la cooficialidad de catalán, euskera y gallego en toda España, así como el compromiso del Estado con el “pleno desarrollo” de esas lenguas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El manifiesto cree que la propuesta de reforma federal del PSOE “es un buen augurio”, pero matiza que “quedaría en nada” si se confirmasen los reparos que ponen los socialistas españoles a la propuesta de reforma federal del PSC, que incluye la posibilidad de realizar referéndums territoriales.

Los impulsores del texto alertan de que los federalistas “no pueden ser de ninguna manera la coartada del unionismo” y califican de “desconcertante y lamentable” que el Ayuntamiento de L’Hospitalet, gobernado por el PSC, vote con PP y Ciutadans una moción a favor de prohibir la cesión de espacios municipales para celebrar una hipotética consulta soberanista que no se haya pactado con el Gobierno central. El texto pide a la dirección del PSC que no permanezca pasiva ante las “derivas públicas de sus organizaciones” y que lo que no puede hacer es “callar y otorgar” mientras se exclaman cuando surgen otras voces disidentes.

El manifiesto del PSC está impulsado por la eurodiputada Maria Badia y dirigentes del partido que se han posicionado desde el primer momento con el derecho a decidir, como la exconsejera de Salud Marina Geli, el exdiputado autonómico Daniel Font o la cabeza de lista del PSC por Girona en las últimas municipales, Pia Bosch.

En su opinión, los federalistas “no pueden caer en esa posición antiindependentista” para ser “meros unionistas”. Y llegados el caso de que fracasara el pacto de Cataluña con España, “toda opción democrática contra el estatus quo impuesto sería legítima y coherente”.

Los impulsores del manifiesto reclaman un "régimen lingüístico ce carácter federal" que comporte la oficialidad estatal de catalán, el eusjera y el gallego, así como el compromiso del Estado a su "pleno desarrollo".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS