Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección del PSC descarta buscar un mirlo blanco para Barcelona

El partido promete neutralidad en el proceso de elecciones primarias para la alcaldía

La dirección del Partit dels Socialistes (PSC) parece haber tomado nota de los errores del pasado y promete que mantendrá la neutralidad en el proceso de primarias para elegir al candidato a la alcaldía de Barcelona. Y no solo eso, sino que formalmente aseguran que no se sondeará a ningún candidato alternativo, una especie de mirlo blanco a los cuadros que aparecen en todas las quinielas como aspirantes a las primarias.

Preguntas

1. ¿Se va a presentar usted a las primarias?

2. ¿De qué dependerá que se presente?

3. ¿Qué porcentaje hay de que se presente?

4. ¿Cuál es su proyecto de ciudad?

Hace dos años y medio, el equipo que entonces lideraba José Montilla impulsó la candidatura de la exconsejera Montserrat Tura para desbancar a Jordi Hereu como alcaldable y perdieron la apuesta entre la militancia y los simpatizantes. El secretario de acción política, Antonio Balmón, admite que aquel proceso “se vivió muy mal” y que ahora lo que se impone es “la prudencia, que no la pasividad”. Por eso promete que el núcleo duro del PSC “no tutelará a nadie”.

Laia Bonet

La dirección del PSC descarta buscar un mirlo blanco para Barcelona

1. No lo he decidido. Estoy en periodo de reflexión activa hablando con mucha gente.

2. Presentarse es una decisión personal pero también colectiva. Haré lo que crea más útil para el PSC, nuestros votantes y para construir las alternativas políticas.

3. Es una decisión política, no estadística. Si lo hago no calcularé, arriesgaré.

4. Una ciudad cosmopolita, líder en economía del conocimiento, socialmente más justa, para la gente joven y mayor. Trias está haciendo Barcelona a su medida y hace falta un Gobierno a la medida de Barcelona.

Balmón explica que la situación que atraviesa el PSC ahuyenta a posibles candidatos de renombre o que han ocupado cargos importantes de Gobierno y que el panorama “no resulta atractivo” para ellos. “No existe el mirlo blanco y por eso no lo buscamos”, dice el dirigente del PSC, aunque lo cierto es que diversos sectores socialistas confirman que la dirección ha sondeado a posibles candidatos. Entre ellos, el notario Juan José López Burniol, que en su momento ya declinó ser consejero de Justicia en el Gobierno de José Montilla; el exministro de Industria Joan Majó o el exconsejero de Economía Antoni Castells.

El mayor inconveniente de cualquiera de ellos para dar el paso es que no sería ungido por la dirección nacional como candidato, sino que tendría que someterse a unas primarias en las que votarían militantes, simpatizantes y la ciudadanía.

Los eternos recelos entre la federación del PSC de Barcelona y la dirección del partido parecen haberse amortiguado con Pere Navarro al frente del partido, aunque su núcleo duro sigue creyendo que no basta con la estrategia que se han marcado los socialistas barceloneses de hacer diferentes convenciones para recuperar al electorado perdido.

Albert Soler

La dirección del PSC descarta buscar un mirlo blanco para Barcelona

1. Es una posibilidad en la que estoy trabajando hace meses. No lo tengo decidido.

2. Estoy hablando con mucha gente de dentro y fuera del PSC para saber cómo ven al partido y el Ayuntamiento. Hay que dar una alternativa creíble a los ciudadanos, no a la militancia.

3. Hay un porcentaje alto. De las grandes crisis pueden salir grandes oportunidades.

4. Quiero una Barcelona con un fuerte liderazgo creativo ante la crisis, segura, con un modelo político diferente, justa socialmente con sus ciudadanos, educativa, ecológica y capital del sur de Europa.

Así las cosas, y prácticamente descartado el hallazgo del mirlo blanco, la federación del PSC de Barcelona dará el pistoletazo de salida para las primarias el próximo otoño, con la presentación de un reglamento propio que regulará el proceso. Falta por aclarar, por ejemplo, qué requisitos se exigirán a los candidatos y si las primarias serán a una o dos vueltas. Con el inicio del curso político se da por hecho que se irán conociendo más nombres al del actual presidente del grupo municipal socialista, Jordi Martí, el único que ya ha dado el paso.

El edil considera que eso le sitúa en una situación ventajosa respecto al resto de aspirantes y se muestra convencido de que se impondrá en las primarias, aunque algún sondeo no lo sitúe como el candidato más conocido y valorado de los socialistas.

Martí mantiene una relación poco fluida con la federación de Barcelona, pero goza del privilegio de ser el jefe de la oposición y eso le permite en ocasiones marcar perfil propio. Así, por ejemplo, aboga abiertamente por la unidad de la izquierda, incluso en una candidatura electoral, una posibilidad que no se descarta desde la federación, pero que no se considera conveniente plantear ahora.

Carles Martí

La dirección del PSC descarta buscar un mirlo blanco para Barcelona

1. No puedo contestar. Mi obligación como primer secretario es p0ner en marcha las primarias y luego ya veremos.

2. Cuando esté en marcha el proceso me preguntaré si tiene algún interés que me presente, si puedo aportar algún hecho diferencial entre la paleta de candidatos.

3. De cero a cien. Ahora me resulta imposible cuantificarlo.

4. Hemos demostrado durante años cuál es nuestro modelo. Para ponerlo al día a través de las convenciones estamos contando de nuevo con la complicidad ciudadana. El resultado del proceso servirá de base para el programa.

Las primarias del PSC de Barcelona serán con toda probabilidad las primeras que celebre el partido con el sistema a la francesa, en un intento de movilizar a la ciudadanía. Eso tiene un riesgo si los barceloneses no responden, pero también pueden servir de catapulta a algún candidato que aspire a disputar la silla a Pere Navarro a la presidencia de la Generalitat.

Es el caso de la diputada Rocío Martínez-Sampere, la única que aparece en las quinielas como posible candidata a ese proceso que ha declinado responder a una breve encuesta de EL PAÍS sobre sus aspiraciones. El resto no descartan dar el paso, aunque con mayor o menor decisión y coinciden en que aún es pronto para posicionarse. Son Jaume Collboni, diputado autonómico y portavoz del PSC; Laia Bonet, exsecretaria de Gobierno con Montilla y exdiputada; Albert Soler, concejal en Barcelona y diputado en el Congreso y Carles Martí, senador y primer secretario del PSC de Barcelona.

Junto a esos nombres se barajan también el de la concejal Asumpta Escarp, quien ayer declaró a este diario que no descarta competir en las primarias. La también concejal barcelonesa Sara Jaurrieta aparece desde hace meses en muchas quinielas e informaciones, pero ayer ella misma se excluyó por completo. “Es la primera vez que me lo pregunta un periodista y por eso es la primera vez que lo niego”, dijo.

La fecha sobre las primarias de Barcelona está aún por determinar, pero se da por hecho que serán en la primavera de 2014, a un año vista de las elecciones municipales de finales de mayo de 2015. La dirección del PSC de Barcelona desearía que hubiera más de dos candidatos para poder celebrar una segunda vuelta y que los requisitos que se reclamen a los candidatos estén al alcance de todos para incentivar a los candidatos, pero todo eso está todavía por definir.

Jaume Collboni

La dirección del PSC descarta buscar un mirlo blanco para Barcelona

1. Es temprano para decirlo. Quedan aún unos meses para saber cómo se desarrollará este proceso.

2. Todos estamos dispuestos a poner nuestro talento y esfuerzo para propiciar un cambio en la ciudad. Esto es un trabajo en equipo al margen de las individualidades.

3. Es muy difícil cuantificarlo. No es una ciencia exacta.

4. Mi proyecto es lo contrario de lo que hay ahora con Trias y seguramente lo comparten todos los compañeros. Barcelona ha de volver a mirar a la gente y al mundo y dejar de mirar tanto al otro lado de la plaza de Sant Jaume.