Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oficina europea de marcas ‘protege’ a Marilyn Monroe

La OAMI también vela por las marcas referentes a Bod Dylan Bob Marley o Sofía Loren

La actriz Marilyn Monroe fotografiada por Milton H. Greene, entre 1953 y 1957.
La actriz Marilyn Monroe fotografiada por Milton H. Greene, entre 1953 y 1957.

Este sábado el mundo del cine conmemora el 87 nacimiento de Marilyn Monroe, uno de los grandes mitos de la historia de la gran pantalla. La tentación rubia continúa siendo un icono de moda pese a que murió hace más de 50 años. Más allá de la autentica leyenda, Marilyn Monroe es además una marca comunitaria.

La Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), ubicada en Alicante y encargada de gestionar las marcas y diseños comunitarios, protege desde 1996 a la diva como marca, pero también a todo lo que rodeaba a la desaparecida artista. Y es que desde su perfume favorito, Channel; su cantante preferido, Frank Sinatra; o su bebida predilecta, el champán Dom Perignon, son hoy por hoy marcas comunitarias.

La famosa actriz no es el único ejemplo de nombre de leyenda protegido como marca comunitaria. Otros personajes del mundo del espectáculo, el cine y la música se encuentran dentro del elenco de famosos con marca. Un ejemplo es el caso del músico Bob Dylan, registrado para proteger numerosos artículos relacionados con su persona o su producción artística, tales como aparatos de grabación, DVDs, o incluso actividades culturales. Asimismo, también están protegidos como marca comunitaria personajes de la talla de Bob Marley, Sofía Loren, Audrey Hepburn o la estadounidense Grace Kelly, marca protegida recientemente por el Principado de Mónaco.

Y es que el éxito de todas estas “leyendas” del espectáculo repercute en grandes beneficios generados por los productos que se crean en torno a los personajes. De ahí la importancia de registrar estos nombres permitiendo así a los propietarios de las mismas usar en exclusiva todos los derechos o cederlos a terceros así como luchar contra su explotación no autorizada.

La protección de la marca a través de la OAMI permite al propietario obtener un derecho unitario en el conjunto de los países de la UE, con un único registro y con una única tasa, facilitándole pues la labor a la hora de actuar en el conjunto del mercado comunitario.

Más información