Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TV-3 defiende el polémico ‘Hola, Europa!’ por ser un “documental de autor”

El director de la cadena justifica el reportaje porque defiende una tesis personal

El director de TV-3, Eugeni Sallent, ha defendido en el Parlamento que el documental Hola, Europa!, en el que todos los entrevistados eran favorables a la independencia de Cataluña, se engloba en el género documental de autor y por lo tanto se ciñe al libro de estilo ya que desarrolla una tesis personal "con hechos y entrevistas".

Sallent ha respondido así a las críticas hechas por el Partido Popular y Ciutadans, quienes han defendido  que la emisión del reportaje "incumple los criterios de pluralidad, neutralidad y diversidad que debería promover la televisión pública catalana". El director de TV-3 ha argumentado en la Comisión de Control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) que el documental está avalado por "más de 650.000 catalanes que decidieron verlo", hecho que demuestra el interés público por el tema, concluye.

Sobre el coste del programa no se ha querido pronunciar ya que cree que esto “podría afectar a la competitividad”, pero ha matizado que está en línea con los costes medios. El presidente de la CCMA, Brauli Duart, también ha defendido el documental y ha añadido que TV-3 ya es una televisión plural como certifican los diversos informes del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC).

El documental, emitido el pasado 7 de mayo, provocó las quejas de la oposición ya que ninguno de los 31 entrevistados defendía una posición contraria a la independencia. El reportaje, que cerró el ciclo empezado por la periodista Dolors Genovès con Adéu, Espanya, desgrana diversas interpretaciones y opiniones favorables a la independencia para contrarrestar lo que la autora calificó como “el discurso del miedo”.

Esta emisión provocó que la lideresa del Partido Popular, Alícia Sánchez-Camacho, acusara al gobierno catalán de “adoctrinar” a los ciudadanos haciendo apología de la independencia. Coincidió con Sánchez-Camacho el portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, quien fue más allá al alegar que el reportaje era “un NO-DO”. La socialista Núria Parlon también lamentó que se diera “como hegemónica la visión de una parte de la población”.