Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La chica de Presidencia y un psicópata del PP decidieron que tenía que irme”

El sacerdote señala a Susana Díaz y a un excompañero por su defenestración

Vídeo de Canal Sur con la reprimenda de Chamizo a los políticos en el Parlamento andaluz.

Sin pensárselo dos veces, el defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, ha culpado de su relevo a “la chica que está en Presidencia” y a “una especie de psicópata del Partido Popular”. “Decidieron que yo tenía que irme”, ha sostenido Chamizo en una entrevista en la Cadena SER.

Con estas descripciones tan despectivas se refería el defensor, por una parte, a la consejera de la Presidencia, Susana Díaz (PSOE), que según algunas fuentes ha mostrado especial empeño en relevar al sacerdote gaditano a raíz de las últimas resoluciones en las que el defensor ha criticado con dureza el impacto de los recortes en las políticas sociales de la Junta y tras varias declaraciones en las que ha cuestionado a los políticos.

Chamizo no duda de que aquel rapapolvo que le echó a los grupos hace un año, cuando les advirtió que los ciudadanos estaban “hasta el gorro” de los políticos y sus “peleítas”, fue el inicio de su “crucifixión”. “Y Susana Díaz, la ejecutora”, aclaró ayer.

Chamizo afirma que le gustaría que su sucesor fuera una persona que no dependiera del poder político

El otro aludido por las palabras de Chamizo es, según fuentes cercanas, Francisco Gutiérrez, que fue adjunto al defensor por el Partido Popular a principios del último mandato (que caducó en marzo de 20112) y se marchó tras grandes desavenencias con el titular de la oficina y empeñado en derrocarle.

También tuvo Chamizo palabras de distanciamiento, aunque menos duras, con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. “Me ha defraudado lo mismo que lo admiré”, afirmó en declaraciones a la agencia Efe. El defensor en funciones considera que tampoco se ha portado “correctamente” el vicepresidente de la Junta y coordinador regional de IU, Diego Valderas.

Sabedor de que PSOE y PP están yendo de la mano en su relevo y están dispuestos a pactar cuando antes un nombre para sustituirle, Chamizo confía en que IU presione para imponer “sensatez” y que el Parlamento elija “a una persona con un perfil social y no el perfil político paniaguado que quieren los dos partidos mayoritarios”. “Para mí lo triste es tener unos políticos que son capaces de ponerse de acuerdo por una vez en destruir la voz de quien considera que debe elevar la voz por los más vulnerables y no se ponen de acuerdo, por ejemplo, para la televisión, lo que no deja de ser muy sospechoso”, afirmó en la Cadena SER el defensor, que considera que el acuerdo para relevarlo es un “ataque más a los derechos de los más vulnerables”. “No a mí, porque yo creo que voy a seguir trabajando donde esté”, advirtió. Ha tenido ofertas políticas de algún grupo alternativo, pero no terminan de convencerle. Por ahora, planea volver al movimiento asociativo con una nueva asociación que ya tiene nombre: Voluntarios por un Nuevo Mundo. “Defenderé siempre a los más vulnerables”, señaló ayer.

Más información