Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MARGA SANZ | Coordinadora de Esquerra Unida del País Valencià

“Nadie puede saber cuál será el mapa político dentro de dos años”

Sanz afronta con tranquilidad la XI Asamblea de EUPV

328 delegados eligen este fin de semana al nuevo Consell Polític de la coalición

La coordinadora de Esquerra Unida del País Valencià, Marga Sanz.
La coordinadora de Esquerra Unida del País Valencià, Marga Sanz.

Esquerra Unida celebra este fin de semana en l’Eliana su XI Asamblea, en la que 328 delegados elegirán el Consell Polític de la coalición. Con el viento de las encuestas a favor, su coordinadora y portavoz parlamentaria, Marga Sanz, la afronta con tranquilidad.

Pregunta. La suya es una fuerza emergente. ¿Qué se plantea?

Respuesta. Queremos dar un salto como alternativa de izquierdas en el País Valenciano y ofrecer una salida social a la crisis, de regeneración democrática, de mantenimiento de derechos y de profundización en el autogobierno. Esperamos ser determinantes en el futuro político del País Valenciano a partir de 2015.

P. El PP ha convertido el peligro del “tripartito”, que formarían el PSPV-PSOE, Compromís y EUPV, en una muletilla…

R. El PP lo que hace es zarandear el voto del miedo mediante la comparación con el tripartito catalán. Pero en estos momentos no existe ningún acuerdo entre los partidos de la oposición. En Esquerra Unida entendemos que nuestro espacio político todavía no se ha cerrado, que está creciendo. Vamos a dar la batalla por ocupar ese espacio y hacerlo cada vez más grande. Por tanto, nadie puede saber cuál será el mapa político dentro de dos años. Lo cierto es que el bipartidismo tiende a caer y se abren posibilidades a la propuesta de Esquerra Unida.

P. La suya es la fuerza que más veces ha emplazado a Alberto Fabra a convocar elecciones…

R. Fuimos los primeros en planteárselo, desde el momento en que empezó a incumplir los acuerdos electorales de su propio partido y desde el momento en que, frente a la agudización de la crisis económica, el despegue de las cifras del paro y la atonía industrial y económica, ha sido incapaz de representar ante Rajoy los intereses de los valencianos. O gira hacia otro tipo de políticas, que dinamicen la economía y protejan a los más débiles, y reclama lo que es justo, como la deuda histórica, o en esta crisis no tiene un papel al frente del Consell.

“En estos momentos entre los partidos de la oposición no existe ningún acuerdo”

P. ¿Qué novedades surgirán de esta XI Asamblea?

R. Estableceremos líneas estratégicas para el futuro. Dentro de dos años, en la asamblea para confeccionar las listas, ya concretaremos un programa electoral. Ahora propugnamos una salida social a la crisis, el reforzamiento de los servicios públicos y de las personas más vulnerables, la reactivación económica y la creación de empleo público como forma de recomponer el dinamismo económico. Entendemos que en ese marco, que además ha de ser sostenible, ha de producirse la recuperación de instrumentos financieros, llevando a una banca pública los bancos que en la práctica se han nacionalizado, así como una reforma fiscal que pasa por recuperar la fiscalidad perdida…

P. Se refiere a revertir las bajadas de impuestos del PP, ¿no?

R. Quiero decir que, excepto en los casos de rentas muy bajas, se deje de bonificar impuestos a los más ricos. Por otra parte, hay que reclamar, y eso es urgentísimo, la financiación autonómica que nos toca y la deuda histórica. Esas son líneas generales, que van acompañadas, lógicamente, de una profundización en el autogobierno, en la transparencia y todo lo que es la regeneración política. También hay un abanico de propuestas de trabajo estratégico en torno a la democracia participativa y la democracia real, que son la base para lograr que la gente participe y supere ese sentimiento de antipolítica que a la derecha le viene tan bien.

P. Para buscarles contradicciones, el PP recurre a Andalucía, donde IU gobierna con el PSOE.

R. Los compañeros de Andalucía decidieron en referéndum entrar en el Gobierno. Creo que están demostrando que se puede gobernar de acuerdo con otras prioridades, poniendo a la gente y sus problemas por encima de la tiranía de los bancos y del capital financiero. Lo han ejemplificado en medidas como el decreto de la vivienda, el decreto contra la exclusión social o un plan de empleo de urgencia para personas sin prestaciones. Pero Izquierda Unida tiene otro tipo de experiencias, como en Asturias, donde apoyamos un Gobierno de progreso desde fuera. Y tenemos una que no saca el PP porque no le interesa, que es la de Extremadura…

“Nuestro espacio político crece y vamos a dar la batalla para hacerlo más grande”

P. Es que Izquierda Unida apoya allí un Gobierno del PP.

R. He dicho muchas veces que nosotros no lo compartimos.

P. ¿Qué ha sido peor en la gestión del PP valenciano, la corrupción o el fracaso económico?

R. El problema del PP es que no tiene estrategia alguna de salida de la crisis y que está entregado a Rajoy porque tiene las arcas públicas en quiebra. Estar entregado a Rajoy es estar entregado a la troika, eso es evidente. El cumplimiento del déficit y la estabilidad presupuestaria, y esos intereses que se van acumulando de préstamos como los del Fondo de Liquidez Autonómico, hacen que el gasto financiero se vaya comiendo el gasto social. El Síndic de Greuges ha advertido del riesgo de pasar de un estado social a un estado de beneficencia. La corrupción es la manifestación final del modelo que los populares siguieron y que les ha llevado a tener, por ejemplo, nueve imputados en las Cortes Valencianas.

P. ¿Adoptará Esquerra Unida el sistema de primarias abiertas?

R. Tendrá que definirlo nuestro debate interno, pero nuestro sistema de elección de candidatos es muy diferente de otras fuerzas, ya que se basa en asambleas. Es muy democrática y participativo, e implica a toda la base.

P. ¿Optará a la reelección como candidata a la Generalitat?

R. Ahora estamos exclusivamente centrados en la organización y la política que ofrecemos a la ciudadanía.

P. ¿Pero tiene tomada una decisión personal?

R. Nunca me he pronunciado a título personal al margen de los debates dentro de la organización. Y en este momento ese debate no está abierto.