Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos d’Esquadra desalojan una masía en Montcada i Reixac

Dos activistas se han encaramado a una estructura del tejado para dificultar las tareas de la policía autonómica

Momento del desalojo de la masía Can Piella, en Montcada i Reixac.
Momento del desalojo de la masía Can Piella, en Montcada i Reixac.

Los Mossos d'Esquadra han desalojado esta mañana la masía ocupada de Can Piella, en la localidad de Montcada i Reixac (Barcelona). Según han informado los mossos, el desalojo se ha llevado a cabo por orden de un juzgado de instrucción de Cerdanyola del Vallés (Barcelona).

Los agentes han encontrado en la masía a 5 personas, tres de las cuales han salido del edificio mientras las otras dos han optado por resistir accediendo hasta la citada construcción, a unos 18 metros de altura y a la que los Mossos han accedido con la ayuda de una grúa. Unas cincuenta personas se han concentrado en el perímetro de la masía y, según los agentes algunos de ellos han arrojado piedras al cordón policial. Una vez finalizado el desalojo, este grupo se ha dirigido hasta la AP-7 y ha cortado la circulación.

Cinco personas han sido detenidas durante la operación, según ha informado la policía autonómica.Los arrestados formaban parte, según los Mossos, de un grupo de unas 50 personas que se han concentrado delante de la masía y han empezado a lanzar objetos contra los agentes en protesta por el desalojo llevado a cabo por orden de un juzgado de instrucción de Cerdanyola del Vallés (Barcelona). La policía catalana ha precisado que los detenidos, todos de nacionalidad española, están acusados de delitos de lesión y atentado a agentes de la autoridad.

Asimismo, los mossos han señalado que uno de los agentes ha resultado lesionado al proceder a la detención de una persona que se resistía al arresto, y que los cinco pasarán a disposición judicial en las próximashoras.

Antes del desalojo, los ocupantes han hecho un llamamiento por las redes sociales al colectivo okupa y a vecinos que les apoyan para acudir en su ayuda, si bien los mossos han acordonado la zona y no permiten acercarse al lugar.

La masía de Can Piella, propiedad de un grupo inmobiliario, se encuentra en un terreno de varias hectáreas que un colectivo ocupó en 2009 para convertirla en un centro de actividades sociales y donde se habían organizado huertos comunitarios.

En un comunicado, los ocupantes consideran que "el beneficio que estas tierras y la masía aportan actualmente (alimentario, cultural, asociativo) está por encima de un concepto de propiedad privada especulativa y meramente lucrativa".