Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recorte de vigilantes en los juzgados genera enormes colas

Algunos jueces suspendieron juicios ante las demoras en los accesos

Colas de este miércoles en los juzgados de plaza de Castilla.
Colas de este miércoles en los juzgados de plaza de Castilla.

La abrupta reducción de vigilantes de seguridad acometida por la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid colapsó ayer los accesos a los juzgados de la plaza de Castilla. La gigantesca cola, inédita, que se formó a las puertas de la sede principal de los juzgados obligó a algunos jueces a suspender o posponer juicios previstos en sus agendas ante la tardanza de los afectados en poder fraquear los controles de seguridad y acceder al edificio.

Funcionarios judiciales no recuerdan colas del tamaño de la que se produjo ayer a la entrada del edificio oficial. El problema es que la Consejería de Justicia, cuyo titular es Salvador Victoria, ha adjudicado a una nueva empresa la seguridad, con mucho menos presupuesto del que tenía la anterior. Y la actual se ha visto obligada a reducir personal. Y si antes eran siete los vigilantes que se encargaban del control de acceso de usuarios, desde hace unos días solo son tres. Por los juzgados de Madrid suelen desfilan unas 6.000 personas al día. La mayoría ha de pasar por un escáner.

El recorte de vigilantes también está afectando a las otras sedes judiciales de la región, donde ya empiezan a brotar las quejas. Ante el colapso de usuarios que había a pocos metros de su despacho, el juez decano, José Luis González Armengol, señaló que se había puesto en contacto con la consejería para exigir "que se corrija inmediatamente el recorte de personal con vistas a agilizar el acceso de los usuarios a los juzgados sin merma de la seguridad, y no solo en los juzgados de plaza de Castilla, también en el resto de edificios judiciales de Madrid".

Una portavoz de la consejería atribuyó el colapso al periodo de adaptación de la nueva empresa, que solo lleva cuatro días al frente de la seguridad de los juzgados. Y añadió que si persisten las colas se redistribuirá el personal y se reforzará la vigilancia con personal de apoyo. La portavoz eludió en todo momento la causa: los recortes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram