Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferraz, a favor de la moción en Alcalá que rechaza Gómez

El PSOE no pone inconveniente en recuperar el municipio del PP, aunque IU y UPyD no entren en el Gobierno

El Partido Socialista gobierna en muchos municipios de España en minoría, con el apoyo de otras formaciones que, eso sí, han declinado entrar a formar parte del Ejecutivo local. Este es el razonamiento principal que la Ejecutiva Federal del PSOE esgrime en su respaldo al pacto que los socialistas de Alcalá de Henares alcanzaron con UPyD para desbancar al Partido Popular mediante una moción de censura que también contaría con el visto bueno de Izquierda Unida. Eso sí, la alianza de fuerzas de la oposición —el PP suma 12 concejales por los 9 del PSOE, los 3 de IU y los 2 de UPyD (España 2000, de ultraderecha, cuenta con un representante en el Ayuntamiento, pero está descartada)— no se trasladaría al Consistorio, donde los socialistas gobernarían en solitario, respaldados desde la tribuna por IU y UPyD.

Alcalá, la tercera ciudad en número de habitantes de la Comunidad de Madrid con 204.000 vecinos y con una deuda de más de 300 millones de euros, según la Cámara de Cuentas, está a la expectativa de que los socialistas resuelvan sus diferencias internas desde el pasado viernes. Ese día el secretario general del PSOE alcalaíno, Javier Rodríguez, escenificó un acuerdo con los dos concejales de UPyD. La moción de censura a Javier Bello, alcalde popular desde el pasado julio, estaba encarrilada a falta del apoyo de IU, del que su coordinador general, Eddy Sánchez, era y es partidario. Menos de dos horas después de la comparecencia ante los medios, cuando la cosa ya parecía hecha, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, sorprendió al descartar una moción antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2015.

“Lamentablemente no se han dado las condiciones adecuadas en Alcalá para que esto se produzca”, afirmó entonces Gómez. “No se dan las condiciones” para gobernar en Alcalá, volvió a insistir Gómez este martes, en la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid. Pese a que le pidieron que especificase cuáles eran esas condiciones, el secretario general del PSM no las aclaró.

La conclusión a la que ayer por la tarde se llegó en una reunión en Ferraz fue que sí se dan las condiciones para recuperar una alcaldía sin tener que esperar a que se celebren los comicios municipales dentro de dos años. La Ejecutiva Federal se pronunció ayer —los municipios de más de 50.000 habitantes entran dentro de su competencia— favorablemente al ser requerida al respecto tras el impasse de los últimos días. La obligatoriedad de que IU forme sí o sí parte del Gobierno no convenció en Ferraz. En Madrid, por ejemplo, los socialistas gobiernan en Parla con 11 concejales, como el PP, sin que IU (cuatro) forme parte del Ejecutivo de José María Fraile. El mismo Joaquín Leguina presidió la Comunidad de Madrid de la misma manera, en minoría, en su última legislatura. En el caso contrario figura Fuenlabrada, donde los socialistas (12) sí comparten el Gobierno con IU (tres) frente a los 11 concejales del PP.

“Valoramos como algo muy positivo alcanzar un acuerdo con UPyD, ya que es importante para la gobernabilidad actual en Alcalá y también podría ser la senda para futuros acuerdos en otros municipios en el futuro”, esgrimieron entretanto fuentes del PSOE de Alcalá. El lunes por la noche la Ejecutiva socialista de la localidad aprobó por unanimidad continuar adelante con el proceso iniciado la semana pasada. El pasado julio, IU se mostró favorable a respaldar la investidura de Javier Rodríguez en lugar del regidor saliente, Bartolomé González, que renunció tras más de 20 años dedicado a la alcaldía. El PSM no puso entonces como condición que entrara IU en el Ejecutivo municipal. Al final, el PP mantuvo la alcaldía gracias a UPyD, que a cambio le exigió cumplir un listado de 25 puntos. Al ignorarlos en su mayoría, la formación magenta le retiró su apoyo en diciembre.