Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Complutense, llena de basura en el quinto día de huelga de limpieza

Los empleados de limpieza protestan contra el tajo del 20% a sus sueldos

La empresa quiere además aumentar su jornada semanal de 35 a 37,5 horas

La universidad admite que los recortes "han afectado a las partidas destinadas a servicios"

Con el de hoy van ya cinco días de paros de limpieza en la Complutense (UCM), la universidad presencial más grande de España. La plantilla de Clece, una de las dos empresas concesionarias de este servicio en las facultades, colegios y escuelas de la universidad, lleva desde el día 15 de abril en huelga indefinida por la rebaja, dicen, de un 20% en sus sueldos y la ampliación de la jornada laboral de las 35 horas semanales actuales a 37,5.

Los efectos se están notando especialmente en el campus de Somosaguas, concretamente en las facultades de Ciencias Políticas y Sociología, Trabajo Social, Ciencias Económicas y Psicología. "Todo esto viene del hecho de que, cuando la UCM sacó a concurso los últimos pliegos para la concesión del servicio, ninguna empresa se presentó porque la universidad tiene problemas económicos para pagar", asegura Julio Gómez, portavoz de CC OO para empresas del sector de la limpieza. "Al final, la universidad propuso mantener el contrato hasta septiembre, cuando vuelva a salir un concurso, pero con una condición: la rebaja de entre el 18 y el 20%".

Por otra parte, la Complutense se considera ajena al conflicto y asegura que se mantiene al día con los pagos. Según cuenta la institución académica en una nota, el problema se debe exclusivamente a la falta de acuerdo entre la empresa y su personal y explica que ha pedido a la primera un acercamiento a sus trabajadores. Además, una portavoz de la universidad admite que el concurso volverá a convocarse en septiembre y que los recortes presupuestarios "han afectado a las partidas destinadas a servicios". "El problema va a seguir existiendo. ¿Qué pasará cuando se saque de nuevo el concurso en septiembre y la universidad no ofrezca más dinero? ¿qué ocurrirá a partir de entonces?", se pregunta el representante sindical. Este diario se ha puesto en contacto con Clece, que ha declinado ofrecer su versión de los hechos.

CC OO sostiene que la protesta está siendo secundada por el 95% de los 110 empleados de Clece y que los servicios mínimos pactados, del 17%, es decir, al menos un empleado de la limpieza en cada centro, se han cumplido "escrupulosamente". "La empresa decidió aplicar un expediente de regulación que contempla el aumento de la jornada y la rebaja de los complementos a la mitad".

Además de las escuelas de Somosaguas se han visto afectados, en la Ciudad Universitaria, el edificio del Rectorado y la Facultad de Bellas Artes. En esta última, los pasillos están cubiertos de papel triturado, latas, bolsas y demás basuras. "Esto lo hicieron los piquetes. Vinieron y empezaron a vaciar en el suelo las papeleras", aseguran dos empleados del centro. La universidad se queja de que eso mismo, pero llevándolo al extremo, ha ocurrido en el campus de Somosaguas donde, se lamenta, algunos estudiantes volcaron dentro de los recintos la basura de algunas papeleras y contenedores del exterior.

El personal y los estudiantes dicen que, a pesar de la suciedad, la rutina diaria no se ha visto alterada. "Esto se parece bastante a cuando los alumnos hacen alguna cosa y decoran la facultad o adornan a la Victoria de Samotracia —una réplica de la estatua que adorna el vestíbulo—", dice uno de los empelados que atienden la tienda de materiales.

Las negociaciones entre la plantilla y la empresa continúan aunque, según los sindicatos, esta "solo ofrece dos alternativas: reducir el número de empleados, o bajar los salarios y facilitar la salida de los empleados que estén cerca de su jubilación, además de trasladar a gente a otros centros".

Las reivindicaciones de los empleados de la limpieza han sido respaldadas por asociaciones estudiantiles e incluso decanatos, como el de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, aunque se oponen a cualquier acto vandálico. Los trabajadores  mantendrán la huelga hasta que se llegue a algún tipo de acuerdo, como explica el representante sindical. "Somos los primeros interesados en que este conflicto se solucione y podamos volver al trabajo".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >