Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada una gran organización de venta de ropa falsificada

50 detenidos y 21 imputados en las provincias de Cádiz, Sevilla, Badajoz y Orense

Un agente muestra material incautado durante la Operación Walking en Cádiz. Ampliar foto
Un agente muestra material incautado durante la Operación Walking en Cádiz.

La Guardia Civil ha desmantelado una de las mayores organizaciones afincadas en España para el comercio ilícito de ropa y perfumes de marca falsificada en una operación en la que han sido detenidas 50 personas e imputadas otras 21, especialmente en las provincias de Cádiz, Sevilla, Badajoz y Orense.

La Operación Walking, comenzó en Cádiz después de que la Guardia Civil detectara la presencia de personas en una situación personal y económica vulnerable que vendían ropa deportiva y perfumes durante el verano y Navidad en mercadillos y sobre todo en las zonas más turísticas de la provincia.

Los vendedores, captados por un grupo organizado para la distribución del género falsificado, obtenían unos pequeños beneficios, según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

La red, que tenía a los vendedores en una situación cercana a la explotación, utilizaba después sus beneficios para financiar otras actividades del crimen organizado.

La Guardia Civil descubrió que el punto de almacenaje y distribución de la mercancía falsa estaba en unos garajes y naves de la provincia de Sevilla, tanto de la capital andaluza como de la localidad de El Cuervo, donde se realizaron varios registros, se incautaron miles de prendas y se detuvo a diez de los principales distribuidores de la red.

Las investigaciones se dirigieron después a las provincias de Orense (Galicia) y Badajoz (Extremadura), donde fueron localizados otros tres distribuidores de los productos falsificados a gran escala, y se registraron seis de sus domicilios, donde aprehendieron más de 10.000 artículos por valor de más de 700.000 euros y procedieron a la detención de las dos personas cabecillas del negocio.

Según la Guardia Civil, la red distribuyó por todo el territorio nacional durante 2012 más de 250.000 artículos falsificados a través de empresas de paquetería, con las que enviaban los productos a otros distribuidores a menor escala.

La red utilizaba testaferros y sociedades interpuestas para blanquear los beneficios y financiar otras actividades criminales, según una información que estaba registrada en los sistemas de alerta de la Europol y que sigue siendo investigada.

En la operación se ha incautado ropa deportiva y perfumes falsos por valor de más de 2.184.000 de euros y 20.000 euros en efectivo, además de 16 vehículos.