Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ollas solidarias de Santa Pola

Cada día 25 familias de la localidad reciben alimentos en la sede de Cáritas

La comida se distribuye desde el local que tiene Cáritas en Santa Pola.
La comida se distribuye desde el local que tiene Cáritas en Santa Pola.

La iniciativa surgió de un grupo de amigos que no quería quedarse con los brazos cruzados ante la actual crisis económica que afecta a cientos de familias. Aquella idea, que planteó Mati García presidenta de la Asociación de Comerciantes de Santa Pola, poco a poco empezó a tomar forma, y desde el pasado lunes 13 restaurantes y varias panaderías se encargan de dar de comer de caliente a 25 familias necesitadas. Borja Montiel, uno de los promotores de la asociación Plato Solidario, explica que la iniciativa que ha tenido una gran acogida se ampliará también a fruterías y otros establecimientos de la localidad. “Es un comedor social en el que colabora mucha gente”, admite.

Los servicios sociales del Ayuntamiento de Santa Pola se encargan de elaborar la lista de las personas que se benefician de este plato solidario, y cada mes la lista “es revisable, porque puede haber personas que encuentren trabajo, que mejoren su situación u otras que estén peor, pero nosotros no decidimos nada”, explica Montiel. Son muchos restaurantes para tan pocas familias. Así, que por ahora, se han repartido y un restaurante se encarga de preparar una gran olla, un día a la semana, para estas familias, y el menú va cambiando. Los lunes preparan legumbres, martes hacen arroz, los miércoles toca guisado y los jueves algo de pasta. El viernes preparan comida para tres días y tienen libertad para hacer lo que quieran. Los beneficiarios acuden cada mediodía, sobre las 13.30 horas, con sus fiambreras hasta la sede de Cáritas para coger la comida y llevársela a sus casas. “Pensamos que era mejor que disfrutaran en sus hogares del plato de caliente, y no que estuvieran aquí”, comenta Montiel.

Los trece restaurantes que se han adherido a esta iniciativa son: Polamar, Batiste, Narcea, Mariboles, El Faro, La Cofradía, Casa Juan, Paco Baile,La Mareta, Moniato’s, Varadero, Patilla y Boca Llena. Y el pan será aportado por cinco hornos: Molina, Paquito, Mamella, Carmen y El Toldet. La Asociación Plato Solidario, cuyo objetivo es facilitar un plato de comida a las personas en situación precaria, cuenta con la colaboración de las concejalías de Servicios Sociales y Comercio, Cáritas y un grupo de restaurantes y panaderías locales.

Ana Blasco, concejala de Servicios Sociales, alabó la iniciativa de esta nueva asociación “que lleva meses trabajando en este proyecto que es una realidad gracias a la colaboración solidaria de empresas y particulares”. La idea del Ayuntamiento, debido al éxito de la iniciativa, es progresivamente incrementar el número de ayudas. Todas las personas empadronadas en Santa Pola que estén interesadas en hacer uso de este servicio deberán solicitarlo en el Centro Cívico y aportar la documentación que les soliciten en Servicios Sociales.

Mati García, presidenta de los comerciantes, agradece “toda la ayuda recibida y ahora lo que esperamos es que este proyecto no tenga que durar mucho tiempo y que la situación vaya mejorando”. Doce voluntarios se encargan cada día de repartir la comida. Y es que la crisis no cesa, según datos ofrecidos por el Ayuntamiento desde el segundo semestre del año pasado se ha cuadruplicado la petición de ayudas en Servicios Sociales, y “los recursos que tenemos son los mismos o un poco más, pero son insuficientes”, según concluye la edil de Servicios Sociales.