Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Relatos de una vida a través de lienzos

El Centro José Guerrero reconstruye la trayectoria del artista a través de sus óleos y dibujos

Un aspecto de la muestra de José Guerrero en Granada.
Un aspecto de la muestra de José Guerrero en Granada.

El Centro José Guerrero de Granada ha organizado una exposición sobre los fondos del artista que podrá visitarse hasta verano. La amplia colección del artista granadino incluye cuadros y dibujos que ocupa todas las salas del museo en un recorrido cronológico que es también el relato de toda la vida del pintor (Granada, 1914-Barcelona, 1991).

José Guerrero, uno de los más destacados pintores españoles de la segunda mitad del siglo XX, no solo es una figura crucial por el relevante papel que jugó dentro del expresionismo abstracto americano en los años cincuenta, sino también por su influencia en la evolución de la pintura española de los años setenta y ochenta. La exposición la conforman 20 óleos y 15 dibujos, además de dos novedades: El documental Colours, de Manuel Navarro, que recorre toda la biografía del pintor, y una serie de bocetos en papel, que la familia ha cedido de forma temporal para la exposición.

El visitante podrá profundizar en los inicios del pintor, su progreso hacia la abstracción, el regreso a España, el impacto en su obra del pop art a finales de los sesenta en series como Fosforescencias y su posterior evolución hacia un universo propio, que marcó de forma decisiva a la generación española de pintores de la Transición y los ochenta desembocando en sus característicos ejercicios de color.

En la planta baja un autorretrato del pintor de 1950, junto con obras de sus años de formación por Europa, a finales de los años 40 y principios de los 50, abren el recorrido de la exposición estructurada en cuatro fases. La primera planta está dedicada al expresionismo abstracto, que Guerrero trabajó tras instalarse en Nueva York. Esta fase experimental de su trabajo se traduce formalmente en la depuración del lenguaje figurativo que marcó su etapa europea.

El Centro José Guerrero custodia la más importante colección de su trabajo, parte de ellas es su famosa serie Fosforescencia, creadas en los años 70 y basada en composiciones alrededor de elementos verticales que se centran en un solo lienzo. Esta serie se expone junto a los bocetos prestados por la familia en la segunda planta.

En los años ochenta, en las obras de Guerrero se va descubriendo campos de color azules, negros, amarillos e incluso blancos tensados por algunas líneas. En esta apoteosis del color destacan obras como Oferta con rojo, un óleo sobre lienzo de 1988, que se expone en la tercera planta y se corresponde con los últimos años de vida del pintor.