La Diputación obstruye la investigación sobre Baltar

El juzgado exige los expedientes completos correspondientes a los contratos ejecutados a través de ocho decretos firmados por Baltar padre

La Diputación de Ourense, convertida en feudo personal de José Luis Baltar durante dos décadas, intenta retrasar la investigación sobre los enchufes masivos del barón del PP. Tres semanas después de que el juzgado solicitase documentación sobre los contratos de 104 trabajadores, nada se sabe sobre esos expedientes.

La diputación no ha remitido un solo papel. Sí lo hicieron los ayuntamientos y mancomunidades que fueron requeridos sobre este mismo caso el pasado febrero.Fuentes de la investigación se muestran extrañadas por el retraso. “No hay un plazo establecido para la remisión de los documentos” aunque debe ser “a la mayor brevedad posible, como ya han hecho los ayuntamientos”, explican. Si el Gobierno provincial no remite los documentos, el juez puede seguir dos caminos: emitir otro auto reclamándolos o enviar a la policía para proceder a su incautación.

Baltar hijo ha proclamado reiteradamente su total disposición a colaborar con el juez entre apelaciones, también constantes, a la presunción de inocencia de su progenitor. Mientras, la instrucción se encuentra en vía muerta a la espera de que el organismo provincial remita los documentos.

Expedientes inéditos

Entre los papeles reclamados se encuentran los informes que justifican las contrataciones y que, según el expresidente, fueron enviados por los municipios a la diputación para solicitar la contratación urgente de personal antes del congreso que propició en 2010 la sucesión dinástica al frente del PP ourensano. El juzgado exige los expedientes completos correspondientes a los contratos ejecutados a través de ocho decretos firmados por Baltar padre, en los que la fiscalía y el juez instructor aprecian irregularidades. Los jefes de servicio y el propio Baltar hicieron referencia a estos expedientes en sus declaraciones.

Cuando el expresidente provincial fue interrogado, justificó algunos de los enchufes en las necesidades de personal planteadas por los alcaldes en esos hipotéticos escritos. “Deben de estar en la Diputación” aseveró cuándo fue preguntado por ellos. A pesar del minucioso detalle con el que se identifican los documentos reclamados en el auto judicial, ahora la Diputación de Ourense parece no encontrarlos. El jefe de Personal, José Luis Suárez, no los vio “nunca”. “Sólo vi la propuesta directa del presidente para los contratos”, admitió ante el juez.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS