Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella pide a los sindicatos que no pongan “en peligro” los Juegos

Metro y EMT han convocado huelgas durante la visita de los evaluadores del COI

Una manifestación acabará en La Peineta poco antes del examen olímpico

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante su intervención en el foro y el desayuno informativo organizado por el Partido Popular esta mañana. Ampliar foto
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante su intervención en el foro y el desayuno informativo organizado por el Partido Popular esta mañana. EFE

"Hay algunos que quieren dar una imagen falsa de nuestra ciudad. Pido a toda las fuerzas políticas y sociales que ejerzan su responsabilidad y no apoyen actividades oportunistas e irresponsables que puedan poner en peligro los Juegos Olímpicos. Espero que no haya nadie que ponga palos en las ruedas durante esos días en que va a visitarnos la comisión del Comité Olímpico Internacional" (COI). Con estas palabras, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella (Partido Popular), se ha mostrado esta mañana "preocupada por la actitud de los sindicatos", por la "grave irresponsabilidad" que a su juicio supone "torpedear un proyecto que quiere toda España".

Los trabajadores de Metro de Madrid tienen previsto reiniciar sus protestas este mes, coincidiendo con la visita de los evaluadores del COI, que llegan el próximo 18 de marzo a la capital. Un día después, se inician tres jornadas de paros parciales en el metro y en los autobuses urbanos de la EMT.

Los trabajadores de Metro protestan contra el nuevo convenio laboral, que propone un recorte salarial medio del 10% o el despido de 720 empleados (casi una décima parte de la plantilla). Los trabajadores de la EMT se movilizan contra la eliminación de la paga extraordinaria de diciembre, que afecta a todos los empleados públicos españoles. En ambos casos, son paros parciales de tres horas distribuidos en horarios distintos cada día, informa Pilar Álvarez.

Los sindicatos de Metro han convocado además manifestaciones en el centro de Madrid y en el distrito de San Blas. Una de ellas, prevista el 20 de marzo, termina junto al Estadio de La Peineta, en la estación de Estadio Olímpico a la una de la tarde, unas pocas horas antes de la visita vespertina de los evaluadores del Comité. Queda al menos un intento para frenar las protestas, cuando sindicatos y Metro se reúnen el jueves para negociar. En 2009, con motivo de una visita de evaluación para la candidatura de los Juegos de 2016, los sindicatos también convocaron paros durante el examen olímpico, que finalmente fueron suspendidos por la negociación.

En un desayuno organizado por el PP, y en presencia del presidente regional, Ignacio González, Botella ha señalado que los sindicatos podrían convocar sus protestas "en otro momento" pero lo hacen ("pese a que se le hemos pedido", ha recalcado) "porque quieren hacer daño a conjunto" de la sociedad.

En su andana, Botella ha criticado también a los partidos políticos (presumiblemente, socialistas e Izquierda Unida) que "buscan el aplauso de los sindicatos" en vez del "bienestar de los madrileños", y "son capaces de lograr la quiebra del sistema" por ello. La alcaldesa ha hecho una mención directa a Ignacio González como contraejemplo: "En la Comunidad estáis cambiando el sistema sanitario, que es excelente, porque es necesario para que además sea sostenible". "Tenemos que trabajar para recuperar a los que legítimamente sientan alguna decepción o nos reclamen que lo hagamos mejor", ha añadido como colofón, aludiendo a los últimos reveses y escándalos de corrupción que han afectado al Partido Popular.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información