Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los encierros de los preferentistas se extienden a Ferrol

Dormirán esta noche en el consistorio y planean convertir su protesta en un encierro más largo si el presidente de la Xunta no les garantiza la devolución de su ahorros

La oleada de encierros municipales de afectados por las participaciones preferentes ha llegado hoy a Ferrol. Unas treinta personas, la mayoría mayores uniformados con la camiseta verde de la PAPS Rías Altas (Plataforma de Afectados por las Preferentes y Subordinadas) de Novagalicia banco, se han apostado en las escaleras interiores del ayuntamiento y aseguran que no se moverán de allí “por lo menos hasta mañana”.

Dormirán esta noche en el consistorio y planean convertir su protesta en un encierro más largo si el presidente de la Xunta no les garantiza la devolución de su ahorros “sin quitas ni canjes”. Los afectados entraron por la puerta del ayuntamiento pasadas las nueve de la mañana y han hecho de la escalinata del vestíbulo el teatro de su protesta colocando pancartas y carteles con sus exigencias. “Somos ahorradores, no inversores. Queremos nuestro dinero y punto. Todo. Sin quitas ni canjes”, resume enfadado, Julián Imaz, portavoz de PAPS Rías Altas.

Critican a Alberto Núñez Feijóo por ir hoy a La Moncloa a negociar con Mariano Rajoy una posible solución al entuerto de las preferentes -con miles de gallegos estafados- “sin contar con nosotros”. “Feijóo va a pedir algo que no aceptaremos ni ahora ni nunca”, recalca Imaz, para insistir en que quieren recuperar “el 100%” de sus aportaciones dinerarias a los productos bancarios. Tampoco les convence la vía del arbitraje. “¿Qué justicia es esa? Unos sí y otros no. Los enfermos sí y los sanos no. Los analfabetos sí y los que tienen estudios no?”, se pregunta el portavoz de los afectados en la zona norte. “El arbitraje es muy injusto. Tiene que ser lo de todos y para todos”, resume.

En la plataforma PAPS Rías Altas hay 140 personas afectadas, calcula Imaz. Entre todos, dice, han invertido en la antigua Caixa Galicia unos 4 millones de euros en preferente. Cuenta que sólo un 15% han cobrado el arbitraje, que les ha supuesto la devolución de unos 319.000 euros, apenas el 8% del total. Se quejan, además, de que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, les ha subido “al doble” las tasas para las demandas civiles que preparan. “Somos pacíficos y apolíticos, pero vamos a patalear por nuestro dinero”, insite Imaz. “Esta noche seguro, y luego, ya veremos”.

Se han reunido con el alcalde y los portavoces de todos los grupos de la corporación local (PP, PSOE, IU, BNG e Independientes por Ferrol) para pedirles que apoyen sus demandas en pleno con una moción que quieren remitir a todas las instituciones “de aquí a Bruselas”, pasando por el Defensor del Pueblo y la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Esta plataforma -PAPS- lleva meses protestando de forma periódica (normalmente los jueves) con 'caceroladas' y paseos reivindicativos por el centro de Ferrol y ante las principales oficinas de Novagalicia Banco.

Otra plataforma ferrolana de afectados, Apres, organizó una huelga de hambre por turnos la pasada Navidad que estiraron del 24 al 7 de enero con los mismos objetivos.