Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incompetente ante el acoso sexual

Lola Johnson declara que el caso debía tratarse por el secretario general, el propio Sanz, o el director general, López Jaraba

La exdirectora de Canal 9, Lola Johnson, declaró ayer como testigo ante el juez de Instrucción número 1 de Paterna que la implementación de un protocolo de defensa ante un caso de acoso sexual en la cadena valenciana no formaba parte de sus competencias, según fuentes judiciales. En realidad, la primera persona competente para tratar la cuestión era el propio procesado, Vicente Sanz, en virtud de su cargo como secretario general de RTVV que desempeñaba en 2010, según apuntó la exconsejera de Cultura, Turismo y deportes. Una vez invalidada la posibilidad de buscar ayuda en el propio Sanz, sólo se podía recurrir en estos casos al director general de RTVV, José López Jaraba al ser el responsable último de todo el organigrama, confirmó Johnson. La exdirectora también rechazó tener cualquier responsabilidad en la puesta en marcha de un plan de igualdad y afirmó que sus competencias se concentraban en los servicios de informativos y en la dirección en general.

Según las mismas fuentes, Johnson ratificó ayer por la mañana fundamentalmente lo declarado con anterioridad y que intentó ayudar a las trabajadoras cuando le comunicaron su situación unos días antes de presentar la denuncia. El 6 de mayo de 2010, Johnson dijo ante el juez que el propio Sanz se le insinuó a ella en alguna ocasión, aunque no se sintió violentada. Afirmó que no sabía que ninguna de las denunciantes mantuviese relaciones sexuales con Sanz, si bien sí era conocedora de que una de las tres subía al despacho de Sanz, ignorando para qué, tal vez para tratar asuntos sindicales. Johnson relató entonces que se enteró del caso unos días antes de la denuncia de las tres trabajadoras, que una de ellas no podía más y le contaron cómo Sanz se tocaba y masturbaba ante ellas, y que habían intentado acercarse a diversas instancias para advertirlo sin resultado alguno. Los hechos comenzaron en 2007 y se denunciaron en febrero de 2010. Sanz cesó de su cargo en mayo de ese año.

El juez también interrogó ayer a la presidenta del comité de empresa de RTVV, Salut Alcover. A la salida del juzgado, ésta recordó que el juez investiga la posible responsabilidad civil subsidaria de la empresa RTVV en el caso, además del procesamiento de Sanz.