Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía expulsa a un subinspector condenado por violación

El agente, encarcelado desde 2011, fue sentenciado a 10 años de prisión por tres agresiones sexuales a mujeres extranjeras

Un subinspector destinado al Ministerio de la Presidencia, a Antonio I. S., de 40 años, ha sido expulsado del Cuerpo Nacional de Policía tras hacerse firme la sentencia por la que fue condenado por agredir sexualmente a una mujer y abusar de otras dos. Así lo decidió el Consejo de este organismo la semana pasada.

 Según consta en el expediente de expulsión, la Audiencia Provincial de Madrid condenó al agente a 10 años de prisión. Le declaró culpable de un delito de agresión sexual agravado por haberse aprovechado de su condición de policía por el que le impuso nueve años de cárcel y seis meses por cada uno de los dos delitos de abuso sexual. En ambos apreció las atenuantes de anomalía o alteración psíquica y de reparación del daño.

El primero de los hechos ocurrió el 16 de junio de 2010, ocurrió el 16 de junio de 2010 cuando el subinspector estaba fuera de servicio. Abordó a una mujer venezolana de 31 años, que carecía de permiso de residencia legal en España. Tras identificarse con su placa reglamentaria, le exigió que le mostrara la documentación. Como la mujer no la llevaba, la acompañó hasta su domicilio para que se la mostrara. Allí la agredió sexualmente, según sentenció la Sección 6ª de la Audiencia Provincial.

 Casi nueve meses después, el 7 de marzo de 2011, también se aprovechó de su condición de policía. Estaba fuera de servicio, cuando tocó los pechos a una joven ecuatoriana de 24 años y a la madre de esta contra su voluntad.

Se acercó a la primera en la calle y le que pidió la documentación. Tras mostrarle la mujer la denuncia por la sustracción de la tarjeta de residencia, el agente le ordenó que se fuera a su domicilio para comprobar la veracidad del documento. Ya en el ascensor comenzó a tocarla de manera lasciva, según sentenciaron los jueces.

Cuando entraron en la vivienda, se percató de que la madre de la joven estaba dando el pecho a su hijo de meses. Le ordenó a la primera que se marchara y comenzó a sobar a la madre. Esta le echó de la vivienda.

La detención de Izquierdo se produjo el 21 de marzo de 2011 cuando abordó de nuevo a la joven ecuatoriana. La mujer pidió ayuda a un vigilante de seguridad y a la Policía Municipal, que arrestó de inmediato al subinspector. Desde entonces se encuentra en prisión.

Durante el Consejo, ningún representante sindical defendió al subinspector, por lo que se mantuvo la solicitud de expulsión mantenida por el instructor del expediente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram