Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el DERBI VASCO

Los cien partidos de Bielsa

El entrenador del Athletic niega que las presiones del público influyeran en la suplencia de Iraizoz

Marcelo Bielsa y Fernando Amorebieta en el entrenamiento de Lezama.
Marcelo Bielsa y Fernando Amorebieta en el entrenamiento de Lezama. DIARIO AS

La casualidad ha querido que Marcelo Bielsa vaya a cumplir su partido 100 en el banquillo del Athletic en el derbi. Sin duda que el resultado no pasará desapercibido en la efeméride. De hecho, el técnico argentino tambien aprovechó un derbi anterior, en la pasada temporada, para impulsar la rehabilitación de su equipo que por entonces transitaba taciturno por la Liga. Entonces, dos goles de Fernando Llorente le dieron la victoria. Ahora, la intranquilidad se ha apoderado del entorno de Lezama.

Precisamente ante este primer centenario, Bielsa ha comparecido ante los medios informativos después del entrenamiento. Lo ha hecho a modo de análisis sobre la situación por la que atraviesa la plantilla del Athletic. Y no se ha escondido en su lectura crítica al admitir que es "negativa" y que "el manejo del material humano no ha sido el adecuado".

"La evaluación es negativa, en la liga anterior el equipo fue décimo pudiendo salir quinto y en ésta está en el tercio inferior de la tabla estando en condiciones de estar en el tercio superior en cuanto al plantel, lo que quiere decir que el manejo del material humano no es el adecuado", ha señalado Bielsa, según informa Efe. En ese punto, y al ser preguntado sobre que ni afición ni directiva dudan de él, el argentino se mostró contundente. "Es una afirmación que hace usted", aseveró al periodista. "Es una percepción que ni verifico ni recibo, lo único que me importa es el día a día deportivo, ninguna de las dos cosas me parece relevante con realidad del equipo", añadió, provocando las risas de la sala al asegurar que su larga permanencia "demuestra que los vascos han sido pacientes, es una de las características de este pueblo".

El partido ante la Real Sociedad llega en un momento especialmente crítico para el Athletic porque su rival está mucho mejor situado y, además, atraviesa por un estado de gracia. En ambos lados de la autopista se reconoce esta situación, de ahí que el derbi "tiene una importancia vital", como ha admitido Bielsa, que no ha querido hablar del posible favoritismo del contrario. "Jugamos los partidos con el objetivo de ganarlos y las apreciaciones de antes de jugar sobre quién es el más probable ganador no nos corresponde hacerlas".

El entrenador argentino reconoce la "paciencia" del público por la mala racha deportiva

Respecto a la Real Sociedad, Bielsa ha recordado que "es consistente por sus individualidades" en el ataque, lo que se demuestra con "la cantidad de goles logrados comparativamente con otros equipos". "No ignoramos que vamos a tener que defender aunque la intención es atacar todo lo que podamos", ha advertido, pidiendo "neutralizar" los recursos de los de Montanier y "potenciar" los de sus pupilos.

Además, el argentino comentó que las ocho expulsiones que han recibido los rivales del conjunto donostiarra es producto de que "recibe golpes". "Las expulsiones se suceden por acciones violentas. No tengo registradas si todas son así, no he analizado uno por una las expulsiones de los rivales.

Bielsa  ha dicho que sigue esperando poder contar con Oscar de Marcos, y cree que Amorebieta y Llorente "van a estar disponibles", mientras que ve "más dudoso" a Iker Muniain. "No hubo precipitación alguna con Gurpegi y quiero que tampoco la haya con él", remarcó.

En cuanto al arbitraje de Undiano Mallenco, ha precisado: "No le doy ninguna importancia, porque de dársela estaría diciendo que hay intencionalidad en el comportamiento y descarto de plano cualquier comportamiento de esa naturaleza de cualquier árbitro que nos dirija", indicó.

En cuanto a la portería, Bielsa ha precisado que Iraizoz "es un jugador de mucho carácter" y que no tuvieron "influencia" las críticas de la afición en su relevo por Raúl, en Málaga. "No fue la primera vez contra el Espanyol que el público se manifestó contra él, en ocasiones anteriores también pasó, no le sustituí y demostró muchísimo carácter para sobreponerse, por lo que eso no lo podría haber considerado un elemento determinante porque es una dificultad a la que ha demostrado saber sobreponerse", ha apuntado. "A ningún jugador le puede dar lo mismo que su afición le apoye o no, en un portero más, pero eso no quiere decir que ese haya sido el motivo", recalcando que "el único y verdadero motivo" de su cambio fue que "aparecieron errores con frecuencia".

Por ello, ha insistido en que "la decisión está basada exclusivamente en factores deportivos y no anímicos". "Mi tendencia natural es apoyar a un jugador más allá de ser aceptado por el público. Fue rechazado y mantenido, y demostró su carácter porque tuvo actuaciones de las mejores", afirmó, al tiempo que declaró que su situación, "por supuesto", "tiene vuelta de hoja".

 

Más información