Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me pone todo lo que sale de la tierra”

Las modas pasan y Francis Montesinos queda

Este lunes arranca la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid con el diseñador valenciano

Francis Montesinos, en el mercado de Colón de Valencia, frente a su tienda.
Francis Montesinos, en el mercado de Colón de Valencia, frente a su tienda.

Las modas pasan y Francis Montesinos queda No ha abandonado la primera fila de la moda española desde que abrió su tienda en el barrio del Carmen de Valencia allá por 1972. Ahora despacha desde el Ensanche de su ciudad, en la que nació en 1950, y vive en una casa de campo en Llíria. Suma un perfume y un cava con su nombre a sus diseños y no falta a su cita con la pasarela Cibeles, la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid que arranca hoy con el diseñador valenciano de protagonista.

Pregunta. ¿Hay una cierta nostalgia de los años ochenta?

Respuesta. Todos los grandes internacionales están apostando por aquellos años Las grandes marcas de alta costura incluyen connotaciones de los 80. Fueron unos años muy creativos. Cuando no hay mucho, te inspiras en lo que ha habido.

P. Entonces organizó un desfile con 15.000 personas en la plaza de las Ventas. ¿Era el Made in Spain una reivindicación de la marca y del talento español?

R. La lástima es que, da igual unos que otros, los gobiernos no hayan sabido apostar por la moda. Cuando empecé no podía hablar con \[el Ministerio de\] Cultura porque era Industria. Luego era Cultura... La moda no se toma en serio y eso la perjudica mucho. No hay rigor. A veces hay ayudas y otras no. Nosotros hemos servido para cambiar la imagen casposa de este país desde finales del franquismo.

P. ¿En qué país le gustaría reflejarse? En Francia, en Italia

R. Con Francia o Italia sería demasiado pedir. Como Europa en general, me conformaría... Esos países siguen siendo los referentes... Y EE UU.

P. ¿Y los países emergentes?

R. Afortunadamente, estos años de crisis nos están dando negocio. Rusia, Kuwait, Emiratos Árabes, Filipinas…

P. ¿Ya pasó el momento de España en Japón? Sus diseños allí tenían mucho éxito, ¿no?

R. He vendido muy bien en Japón hace años, pero en estos momentos, no tanto.

P. ¿La imagen de la corrupción afecta a los creadores para vender fuera de España?

R. Lo notamos, como todos, pero la imagen de España se mantiene. Nos afectan más los recortes presupuestarios, tanto en la Administración como en la industria. Tampoco es eso de pedir subvenciones. Hay que cuidar la moda y no maltratarla. Habría que hacer un plan educativo, cultural e industrial y aquí no se ha hecho. La moda debería ser una embajadora del país por la imagen que da y sus muchas posibilidades.

P. Usted siempre se ha inspirado en las raíces españolas.

R. En la tradición encuentro mis señas de identidad. Volantes, estampados, colores, cuando un trabajo está cuidado desde la base, va cargándose de una marca que es el producto.

P. Se la califica de barroco, de mediterráneo, pero siempre ha mostrado admiración por Balenciaga, paradigma de austeridad.

R. Tampoco era tan austero eh... Todo su trabajo es muy rico e importante. El corte, el tejido, el diseño, no hay nada que sea minimalista.

P. ¿Y otros diseñadores que le hayan influido?

R. Siempre me han gustado los monstruos como Pertegaz o Elio Berhanyer.

P. ¿Se considera profeta en su tierra? Acaba de salir un cava valenciano con su nombre....

R. Hombre, sales a la calle y en el semáforo aún me paran. Viví 10 años en Barcelona y otros 6 o 7 en Madrid, pero siempre he mantenido la casa en Valencia. Por cierto, el cava está muy bueno.

P. ¿Ha sentido necesidad de marcharse?

R. La necesidad sí que la tengo, pero no quiero hacerlo.

P. ¿Valencia maltrata a los diseñadores? ¿Es casposa?

R. Vamos a ser finos y diremos que la moda no está reconocida. Insisto, la moda debería ser embajadora también de la ciudad. A la hora de hacer regalos, se deberían elegir diseñadores nuestros. Esa es la manera de promoción, que no es subvencionismo.

P. ¿Siguen divididos los diseñadores valencianos [entre la Asociación de Diseñadores de Moda Valencianos, con Dolores Cortés y Francis Montesinos, y la Asociación de la Semana de la Moda, que gestiona la actual Valencia Fashion Week, liderada por Álex Vidal]?

P. Seguimos. Aunque ahora, al menos, la Generalitat reparte el dinero que da. Tenemos ideas diferentes de la moda y, posiblemente, de la vida.

R. Usted conoció a Almodóvar, Dalí, Helmut Newton... ¿Quién le impactó más?

P. Todos los genios son genios, porque te causan impacto y te enriquecen. Recuerdo a Alicia Alonso cuando me dijo que pusiera el bordado como fuera en el vestuario, aunque me hubieran robado las piedras nada más llegar a Cuba: “Pónmelo, por favor, porque las bailarinas lo sienten”, me dijo.

P. ¿El tejido, el tacto, es lo más importante en un vestido?

R. La materia prima es más de un 50% en mi trabajo. Es muy importante. Tienes que dominar ese lenguaje. Hay que saber tratar el tejido. No puedes tratar igual una tela con 30 cortes, 30 asesinatos, que una tela que la dejas caer y ya fluye....

P. Hace mucha vida en su casa de campo en Llíria. Un amigo suyo cuenta con humor que llega a hablar con sus alcachofas.

R. La luz en el campo es otra historia. Aparte de que relaja, también me da mucho. Todo lo que sale debajo de tierra me pone. Y siempre hay que hablar con tus obras. En mi casa hay un poco de todo, hay naranjos y huerta de Llíria, alcachofas, coles... También tengo, gallinas, pavos reales. Ahora me ha dado por eso de coger los huevos todas las mañanas. Allí, además, hago el trabajo creativo. Aquí \[en la tienda\] lo que haces es arreglar entuertos y probar, probar y probar, pero en realidad el trabajo creativo lo haces en casa. Necesitas estar relajado, a gusto. Sentarme en mi mesa, como cada día, con mis papelitos, con la música o la radio. Me gusta que me sorprenda la música. Empiezo a trabajar una idea, luego a documentarla, cojo algún libro, busco algunas imágenes. Voy dándole un proceso de creatividad.

P. Fue uno de los diseñadores pioneros en el uso de Facebook ¿Trabaja con el ordenador?

R. Sigo en el Face, vendo a clientas rusas, por ejemplo. Por lo demás, dibujo, uso el ordenador, cojo la tijera, recorto, monto. Primero viene la idea y luego la vas vistiendo. Vas poniendo dentro todo lo que puede favorecer esa idea y cuanto más cosas, mejor. Si el hilo es bueno y lo has hecho tú, mucho mejor; si el tejido lo has hecho tú, también... Todo va creando un lenguaje que habla de lo que yo quiero expresar.

P. ¿Qué fue del Francis bohemio?

R. Es una palabra que odio porque me la decía el director de un banco. En aquella época yo trabajaba 14 horas y me fastidiaba que el tío pensara que como eras artistas no currabas. Soy muy sistemático. La moda me he hecho ser así.