Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Querella a Sánchez de León por las cargas policiales de la ‘primavera valenciana’

La iniciativa de la Asamblea por las Libertades incluye al exjefe de la Policía y varios agentes

La delegada del Gobierno espera que "siga imperando el raciocinio"

Miembros de la Assemblea per les Llibertats i contra la Repressió en el anuncio de la querella
Miembros de la Assemblea per les Llibertats i contra la Repressió en el anuncio de la querella

Medio centenar de jóvenes expedientados por la policía el 17 de febrero de 2012 alrededor de la comisaría de Zapadores, en la llamada primavera valenciana, junto a 20 entidades de la Assemblea per les Llibertats como acusación popular, presentaron ayer una querella criminal contra la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, dos subdelegados y un centenar de policías, entre ellos el exjefe superior Antonio Moreno. Sánchez de León replicó que espera “siga imperando el raciocinio”, arguyendo que demandas anteriores por el mismo asunto han sido archivadas o no admitidas.

Los abogados de la Assemblea confían en que esta vez sí prospere la querella ya que, a diferencia de la denuncia anterior archivada de parecido tenor, cuentan ahora con la legitimación de varios afectados, se centra en hechos concretos de un solo día y amplía los delitos denunciados a la prevaricación de funcionarios y autoridades, detención ilegal, amenazas y coacciones, además de falsedad en documento público, en concreto los atestados policiales.

Las mismas entidades interpusieron, a la vez, una denuncia por la “paliza” que, durante la huelga general del 14-N, presuntamente propinaron varios agentes de policía a una pareja de viandantes.

La Assemblea mostró las camisetas de color naranja y la pancarta que exhibirán hoy por la tarde en la manifestación conmemorativa de la primavera valenciana: “Som el poble, no l’enemic” (“somos el pueblo, no el enemigo”), en alusión a la expresión con la que se refirió a los manifestantes Antonio Moreno, el jefe de policía cesado y ahora querellado.

Antes de la manifestación, la Assemblea Global del Lluís Vives, centro en cuyo entorno se vivieron las primeras cargas policiales el 15 de febrero, convoca a las dos de la tarde “un abrazo” simbólico al instituto de secundaria. Por la noche tendrá lugar, además, un concierto commemorativo con una veintena de grupos y cantautores en el Palacio de Congresos de Valencia, que agotó las entradas hace ya dos semanas.