Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lectores valencianos siguen por debajo de la media española

El porcentaje del 2012 se eleva al 56,8%, cuatro décimas más que el año anterior

El porcentaje de lectores en la Comunidad Valenciana se situó en 2012 en el 56,8%, lo que sitúa a la autonomía más de dos puntos por debajo de la media española, que alcanza el 59,1%. Respecto al ejercicio anterior, el índice de lectura de los valencianos aumento cuatro décimas (56,4% en 2011).

Así se desprende del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros del pasado año, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), que también señala que el porcentaje de lectores de libros mayores de 14 años en España se incrementó en 2012 hasta situarse en el 63% de la población, 1,6 puntos porcentuales más que en 2010. Se reduce así la distancia que separa a España de la media europea, que cuenta con una media del 70%.

Según este estudio, el perfil del lector en España sigue siendo el de una mujer con estudios universitarios, joven y urbana, que prefiere la novela y lee en castellano por entretenimiento. En el extremo contrario, la falta de tiempo sigue siendo también la razón principal de los no lectores para explicar su falta de hábito, y el 29,9% afirma que no le gusta o no le interesa.

Dejando al margen la lectura por estudio o trabajo, también se aprecia un crecimiento de 1,2 puntos porcentuales, hasta colocarse en el 59,1%. En esta línea, se ha incrementado también el porcentaje de lectores frecuentes, de manera que ya es el 47,2% de la población el que lee al menos una vez a la semana. El porcentaje de lectores diarios (o casi diarios) aumenta 2,6 puntos respecto a 2011.

El Barómetro, que cuenta con el patrocinio de la Dirección General de Política y de Industrias Culturales y del Libro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, plantea que las mujeres leen más en su tiempo libre que los hombres, el 64,1% frente al 54%, diferencia que es aún mayor entre 25 y 54 años.

Otro factor que determina el hábito del lector es el nivel de estudios, de manera que el 84,2% de la población con estudios universitarios se declara lectora. También es determinante la ocupación, y aunque en el barómetro se observa un incremento general de lectores, es la población jubilada y la desempleada la que está registrando mayores crecimientos, con más de 5 puntos porcentuales.

El presidente de la Federación, Javier Cortés, ha señalado este jueves que "el paro produce más vueltas a las academias, y por eso se lee más", al tiempo que valorado positivamente que esté "incrustado en el 80 por ciento de las familias que los niños deben leer". Además, ha apostado por "organizar la oferta de manera segura y sostenida en el mundo digital".

El estudio también apunta que las ciudades más pobladas concentran el mayor porcentaje de población lectora: el 71,7 por ciento de los habitantes de las ciudades de más de un millón de habitantes frente al 49,8 por ciento de las ciudades de hasta 10.000. Madrid es la región con mayor índice de población lectora, con un 71,3 por ciento, doce puntos más que la media nacional de 59,1 por ciento, por delante de Cantabria, País Vasco, Aragón, Navarra, Cataluña y La Rioja.

Entretenimiento

El 83,9% de los lectores acuden a los libros como mero entretenimiento, un porcentaje que es algo mayor entre las mujeres de 25 años. El 11% reconoce leer para mejorar su nivel cultural, mientras que el 7% lo hace por razones de estudio.

El número de lectores en soporte digital supera la mitad de la población española mayor de 14 años (58%), lo que supone un aumento de 5,3 puntos con respecto a 2011. El ordenador sigue siendo el soporte más utilizado para la lectura digital (55,8%), aunque la lectura en el e-Reader se ha multiplicado por cinco desde 2010, llegando al 6,6%.