Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aulas a medio gas en una huelga de homenaje a la ‘primavera valenciana’

Educación cifra el seguimiento en un 35% y el Sindicato de Estudiantes lo sitúa en un 70%

Estudiantes de Secundaria de Valencia con pasquines sobre la protesta contra la reforma educativa.
Estudiantes de Secundaria de Valencia con pasquines sobre la protesta contra la reforma educativa.

Autobuses con seis alumnos donde normalmente suben 50. Aulas de bachillerato con un solo asistente. Madres y padres de colegios e institutos de Altea secundando la huelga y convocando una cadena humana. Medio centenar de jóvenes recorriendo las calles de Manises para dar “información en cada rincón”. Son algunas imágenes del arranque de las 72 horas de huelga convocadas por el Sindicat d'Estudiants en la Comunidad Valenciana, en sintonía con el resto del Estado, aunque con un perfil valenciano, ya que, según anunció el propio sindicato convocante al presentarla, querían "hacer un homenaje a las fabulosas movilizaciones de los jóvenes y los estudiantes” que se produjeron hace un año a raíz de las cargas policiales en el IES Lluís Vives.

 A las 8.30 estaba en la puerta del instituto Ferrer i Guàrdia, en Benimaclet, Carlos Naranjo, coordinador del sindicato, iniciando con otros compañeros un itinerario por el barrio de Benimaclet, en Valencia, para repartir octavillas y explicar a la ciudadanía las razones de la huelga. La oposición a la nueva ley de educación, la LOMCE, está en el centro de esta huelga general estudiantil, para frenar la “ofensiva del PP contra la educación pública”, en palabras de Naranjo. Grupos similares partían de diferentes institutos de la capital para recorrer distintas zonas y barrios de la ciudad, de la Nueva Fe al Palacio de Congresos. También en el centro de Castellón.

La Consejería de Educación situaba a primera hora de la mañana entre el 35 y el 40% el seguimiento de la huelga en la Comunidad Valenciana, protagonizada por alumnos de segundo ciclo de la ESO y Bachillerato. Los datos del sindicato convocante cifraban en un 90% la participación en la provincia de Valencia y la calificaban de “muy alta” en el resto. Respaldada por sindicatos y asociaciones de padres y madres de alumnos integrantes de la Plataforma per l'Ensenyament Públic del País Valencià, como FETE, CC OO, STEPV o FAPA-Valencia, la huelga se compagina este miércoles con manifestaciones en Castellón, Alicante, Elche y Valencia

El clima reivindicativo se alargará hasta el sábado, día en que se celebrará en Valencia la manifestación organizada por la citada plataforma por la enseñanza pública. La consejera de Educación, María José Català, mostraba “respeto” a las protestas y explicaba que la administración vela por una “mejor formación” que pasa “por su asistencia a las clases.