Artur Mas tiñe de soberanismo el primer acto del año Espriu

Unas 1.700 personas llenan el Palau de la Música para oír los versos del poeta

Artur Mas, durante el acto celebrado en el Palau para inaugurar el año Espriu.
Artur Mas, durante el acto celebrado en el Palau para inaugurar el año Espriu.

“Alguien escribió que las transformaciones extraordinarias que se han hecho en la historia de la humanidad las han escrito y cantado antes los poetas”, y “ahora que Cataluña zarpa, debe proveerse de las mejores guías de viaje”. Así se refirió el presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la figura de Salvador Espriu (1913-1985), “el gran poeta” catalán de la segunda mitad del siglo XX. El marco, coincidente con la aprobación en el Parlament de la declaración soberanista, es el prólogo del año Espriu, que prevé la celebración del centenario del nacimiento del artista en múltiples ceremonias. El homenaje tuvo lugar en el Palau de la Música, a cargo del director artístico Xavier Albertí: “Había 1.700 localidades disponibles y todas se han llenado”, aseguró.

“Ens mantindrem fidels per sempre més al servei d’aquest poble” es el lema del homenaje. La literatura de Espriu tuvo un tono metafísico en sus primeras etapas, para acabar evolucionando hacia un realismo de combate, combinado siempre con el misticismo y la cábala, constantes en la forma de percibir la realidad del poeta. De todo ello se exprimió ayer, como no podía ser de otro modo, una sola esencia: el férreo compromiso del artista con la lengua y la cultura catalanas. “Escolta, Sepharad: els homes no poden ser / si no són lliures”: este es el espíritu con el que el presidente desea acompañar su proyecto soberanista. “Espriu es la lírica”, sentenció, y los políticos son “la acción”.

El consejero de Cultura, Ferran Mascarell, abrió el acto, que casaba las interpretaciones musicales y teatrales de textos del poeta con las declaraciones épicas de los políticos. Le siguió en el discurso el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Actores de renombre, tales como Josep Maria Pou, Mercè Arànega, Jordi Boixaderas, Màrcia Cisteró, Fina Rius o Pere Arquillué, recitaron versos del poeta. Por su parte, Miquel de Palol glosó al escritor junto con los también poetas Manuel Forcano, Josep Pedrals, Josep M. Sala-Valldaura y Jordi Vintró. Entre los músicos se encontraban la mezzosoprano Marisa Martins, acompañada del pianista Mac McClure, así como el Cor del Liceo, la cantante Sílvia Pérez Cruz y el guitarrista Toti Soler.

“¿Cómo habría juzgado Espriu el proceso que estamos sufriendo en Cataluña?”, se preguntó Mas, antes de citarlo: “Fes que siguin segurs els ponts del diàleg”. Prosiguió: “Quizá, aquellos que apostaron, en su momento, por el entendimiento entre las partes, tendrían una cierta sensación de fracaso”. Pero, sentenció, “el fracaso a menudo es la semilla del éxito”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción