Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEPORTE

Cuando la escalada se practica en una nave industrial

Decenas de niños aprenden a trepar paredes con un deporte que se impulsa desde clubes y escuelas

Varios niños en una competición de escalada celebrada por el Club de Climb. Ampliar foto
Varios niños en una competición de escalada celebrada por el Club de Climb.

Sergio tiene 11 años, y entre semana, mientras está en el colegio, está deseando que llegue el sábado. Este día de la semana sus padres, Nuria y Andrés, le llevan junto a su hermano Raúl al rocódromo del Club The Climb, en el polígono Industrial de San José de Valderas (Leganés). “Él se lo pasa muy bien, y yo lo que consigo es que calme su nervio, porque es nervio puro”, explica Nuria, que traslada ese aprendizaje de su hijo para el resto de la vida: “Yo le digo, al igual que haces con la escalada, debes hacer con otras cosas. Recapacitas, ves la vía, y después vas a por ella. Pues en clase igual. No hay duda de que le viene muy bien”, comenta esta mujer, que al igual que su marido se confiesa una amante de la naturaleza: “Nos gusta mucho la montaña, pero no siempre podemos ir, por lo que venimos aquí al rocódromo”.

Con la crisis hay cada vez menos patrocinadores, y eso al final se nota

Y el pasado sábado Sergio fue uno de los 53 inscritos de entre 5 y 15 años en el circuito de escalada infantil de la Federación Madrileña de Montañismo en el que participan las escuelas de los clubes Akeba, Amadablan, Brains, Canto Berrueco, Chango, Boulderking, Dyno Aventure, La Unión de Fuencarral, Club de Montaña de Leganés, Nómadas, Sanfer y Todovertical; y de los rocódromos de la Federación ROC 30, Espacio Acción y The Climb. Los patrocinadores, la revista de montaña Campo Base y la Tienda de la Montaña, fueron los encargados de suministrar los regalos de los participantes y los finalistas del campeonato, que consigue motivar a los chavales, pero también a los padres. “Ahora mismo hay una generación de padres que tenemos hijos pequeños, y les llevamos a la montaña a escalar”, explica José Manuel Velázquez-Gaztelu, del club Boulderking, periodista de la revista Desnivel, y que se refiere en concreto a su hija Isabel, de cinco años. La modalidad de escalada elegida el pasado sábado en el campeonato fue la del bolder o boulder, que consiste en escalar bloques de roca o pequeñas paredes. Por eso prima la dificultad extrema en trayectos muy cortos.

El Club de Climb, organizador de esta prueba, fue creado en Leganés hace un año por David Núñez. Y dentro de una nave industrial ha creado, ayudado por su cuñado Unai Martínez Malaxechevarría, un auténtico laberinto de piedras de colores que los chavales tienen que superar: “Ahora mismo la mayor parte del trabajo está relacionado con los circuitos diseñados por Unai”. El trabajo de este hombre se define en el mundo de la escalada como routesetting, lo que equivaldría a un diseñador de rutas para escalar. El club tiene en la actualidad una treintena de alumnos, “sobre todo de la zona”.

Ahora hay toda una generación de montañeros con hijos pequeños

Precisamente el club en el que participa Velázquez-Gastelu, el Boulderking, será el encargado de organizar la siguiente competición del campeonato de escuelas de escalada. Será el 2 de febrero, y la modalidad elegida será otra vez el boulder, una buena manera de atraer a los más pequeños hacia deportes minoritarios. “La escalada indoor (bajo techo) está muy desarrollada en otros países del entorno, que tienen unas condiciones climatológicas peores que España, pero ahora nosotros estamos copiando un poco a los franceses, que nos llevan ventaja”, reconoce Velázquez-Gaztelu, que explica que al igual que el resto de deportes minoritarios la escalada está sufriendo las consecuencias de la crisis. “Hay cada vez menos patrocinadores, y eso al final se nota. Pero con estos eventos lo que logramos es fomentar el deporte que nos gusta”.

En cuanto a la clasificación de la prueba celebrada en The Climb el pasado sábado, Elba Pérez Pérez (14 años), Julia Teixeira Campo (14), Paula Martín Blázquez (13), África Rivas Domínguez (12) y Paula Colas Avilés (12) fueron las primeras clasificadas en la final sub-15. En la categoría masculina sub-15, el ganador fue Héctor Martín Bonilla, de 15 años, seguido de Marcos de Jesús (14) y de Rubén Fernández Vaquero (12).

El campeón de los menores de 11 años fue Alejandro Rivas Domínguez, seguido de Ana Belén Argudo Marugán (10 años). Entre los más pequeños, de menos de ocho años, el que mejor escaló fue Paulino Pérez Valle (ocho años), seguido de Alejo Bernabé Fernández, de seis años.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram