Diviertt responsabiliza al Ayuntamiento por alquilarle un recinto con deficiencias

La promotora de la macrofiesta en la que murieron cinco jóvenes también demandará a Madrid Espacios y Congresos

La empresa Diviertt de Miguel Ángel Flores, el promotor de la fiesta Thriller Music Park celebrada en el Madrid Arena y en la que fallecieron la noche de todos los santos cuatro jóvenes, una de ellas menor de edad, ha pasado al contraataque. En una nota a los medios de comunicación la compañía "exige" al Ayuntamiento de Madrid, y también a la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec) "responsabilidades" por haberle arrendado un recinto "que no reúne las condiciones" necesarias para celebrar macrofiestas. Este es el motivo por el cual la empresa de Flores, conocido empresario de la noche madrileña y que recientemente se ha quedado sin su buque insignia, que es la sala Macumba, ha anunciado una reclamación: "Al considerar que se le ha arrendado un recinto que debería haber sido precintado y clausurado".

Según el comunicado de Diviertt, esta empresa había arrendado el Madrid Arena "en múltiples ocasiones", y confiando en que el recinto reunía las condiciones adecuadas para albergar sus eventos. "Y, por supuesto, ignoraba las graves deficiencias técnicas y urbanísticas y de seguridad que tenía el recinto. Diviertt es una empresa sólida y responsable, que jamás hubiera puesto en riesgo voluntariamente, con fines económicos ni de otro tipo, ni la vida ni la salud de sus clientes".

Pero además, la firma de Miguel Ángel Flores, manifiesta "su total repulsa" por el hecho de que se le haya estado arrendando de forma continuada un recinto "que no reunía las condiciones adecuadas". También, Flores se muestra "indignado" ante las continuas "incriminaciones públicas" de los responsables municipales: "Y ante las acusaciones que se vienen realizando contra Diviertt desde el Consistorio madrileño".

La nota, que carga contra el Consistorio encabezado por Ana Botella, relata que además de que el Madrid Arena no cumplía con la legalidad urbanística y en materia de espectáculos, "circunstancia que conocía perfectamente el Ayuntamiento de Madrid, se le imponía el servicios de seguridad por parte de la empresa de titularidad municipal".

Por eso, Diviertt reitera, tal y como lo hizo el propio Miguel Ángel Flores en su declaración ante el magistrado que instruye el caso, que Seguriber era la empresa responsable de garantizar la seguridad interna y externa del recinto: "Diviertt, por su parte, ni siquiera ha contratado a la empresa de seguridad directamente, sino que ha abonado la factura correspondiente a estos servicios, que Madridec extendió en su día por este concepto".

Y en relación con los botellones que rodearon el Madrid Arena, la empresa de Flores niega cualquier vinculación con lo acontecido en el parking anexo al recinto: "Que no le fue arrendado, y en el que se autorizó por parte de Madridec el estacionamiento por 10 euros, y donde se consintió la celebración de un botellón durante varias horas, así como con los otros tres botellones consentidos, que tuvieron lugar en otros espacios circundantes"

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha calificado hoy de "vergüenza" que la empresa Diviértt organice también la fiesta de Año Nuevo en la Cubierta de Leganés. Gómez ha afirmado que el dueño de la misma, Miguel Angel Flores, "debería estar en la cárcel en vez de estar organizando más eventos", y ha sentenciado: "Vale ya de amiguismos y de hacer negocio a costa de la seguridad de la gente".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS