Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos colores para cantar la Navidad

El espectáculo '¡Que suenen con alegría!' reúne lírica, flamenco y copla

Este jueves se estrena en Jerez y en el mes de diciembre pasará por La Línea, Córdoba y Sevilla

Ismael Jordi, Manuel Lombo y Jesús Méndez en el Teatro Villamarta.
Ismael Jordi, Manuel Lombo y Jesús Méndez en el Teatro Villamarta.

Tres artistas de disciplinas distintas, tres colores de voz diferentes, se reúnen por vez primera para celebrar la Navidad. El canto lírico, representado por el tenor Ismael Jordi, la canción española en la persona de Manuel Lombo, y el flamenco en la voz de Jesús Méndez confluyen en ¡Que suenen con alegría!, un espectáculo que se estrena este jueves en Jerez, el 9 de diciembre estará en La Línea (Cádiz), el domingo 16 en Córdoba y el 20 en Sevilla. La propuesta es novedosa en su concepción, y se proyecta desde una ciudad en la que la celebración de sus populares zambombas ha adquirido una dimensión inabarcable. En ellas se canta un repertorio mayormente popular que es, en gran parte deudor, de la serie discográfica Así canta nuestra tierra en Navidad, que justamente ahora cumple 30 años.

Pero ¡Que suenen con alegría! “nada tiene que ver con las zambombas”, advierte de inmediato su director, Francisco López, quien también anuncia que el tratamiento es “de cámara”. A la vez recalca la importancia que tiene en el espectáculo el patrimonio que, según el mismo López, “se ha encargado de reinventar Juan Pedro Aladro”, precisamente director artístico de la citada serie. De hecho, los 29 discos hasta ahora editados constituyen una de las fuentes del repertorio que interpretan los tres artistas. A partir de ellos se hizo una selección pensando en las características vocales de cada uno de los intérpretes. A estos temas se añadieron recuperaciones de discos de los años 50 y 60 del pasado siglo en voces como las de Gracia de Triana, Antonio Molina o Rafael Farina, a los que se añaden las aportaciones de los propios artistas. Hay que destacar que Manuel Lombo tiene su propio disco de canciones navideñas, y que, en Jesús Méndez, reside la herencia familiar de la Nochebuena gitana. Todo ello, como adelantaba el director, se va a ofrecer en un formato camerístico. En la obra solo participan seis instrumentos: el tradicional trío clásico -piano, violín y violonchelo-, la guitarra flamenca y dos percusiones, la flamenca y la tímbrica. Con esos elementos, López augura que “las cosas van a sonar distintas”.

Los tres protagonistas del espectáculo comparten ilusión y es difícil establecer cual de ellos se muestra más entusiasmado. También manifiestan sentirse cómodos con el formato propuesto. Quizás, por aquello de lo camerístico, se pudiera pensar que el tenor jerezano Ismael Jordi es el más favorecido. “¡Que va! Al revés”, replica serenamente. “El repertorio nada tiene que ver con el tradicional lírico -Noche de paz, Adeste Fideles...- y, además, se trata de una música que se ha hecho de manera más popular o aflamencada. Pero siempre he deseado cantar esos temas”, apunta mientras confiesa su pasión por la Navidad (fue Rey Mago hace unos años) y por los discos de Así canta..., con los que dice haber crecido. Otro que también confiesa su amor por la Navidad es el sevillano de Dos Hermanas Manuel Lombo, que recuerda su disco, Cante incienso y mirra de 2009, y señala que para él es tradicional girar en diciembre con repertorio navideño. Por su parte, el cantaor jerezano Jesús Méndez reconoce que va a tener que cantar villancicos que no ha hecho nunca. Por eso, para su repertorio propio ha elegido temas flamencos, con recuerdos a su tía La Paquera y al desaparecido Fernando Terremoto. Cada uno de los artistas interpretará cinco temas en solitario, a los que se sumarán tres dúos y tres tríos, en una función que se extiende hasta las dos horas.