Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando un cuarteto se va...

Kikuei Ikeda y Kazuhide Isomura vuelven a Lera Auerbach con una primicia mundial

...algo se muere en el alma”. El año pasado por estas fechas se anunciaba la retirada más o menos próxima de Kikuei Ikeda y Kazuhide Isomura, ilustres supervivientes de origen oriental del mítico Cuarteto de Tokio. Dieron un concierto antológico con obras de Takemitsu, Szymanowski, Rihm, Hindemith y Auerbach. Se vivió su actuación con melancolía entonces, y más aún la de ahora, cuando se sabe que se retirarán definitivamente al terminar esta temporada. Un cuarteto es como un amigo. La pérdida es siempre dolorosa. En marzo volverán a dar un par de conciertos en Madrid dentro del ciclo Liceo de cámara. ¿Los últimos? Parece inevitable.

Cuarteto de Tokio

Bartók: Cuartetos 4 y 6. Auerbach: Abschied. Cuarteto(estreno absoluto). CNDM, Series 20/21. Sala de cámara Auditorio, 30 de noviembre

Ayer, ante un auditorio entregado, volvieron a Lera Auerbach, de la que brindaron una lúcida versión de su cuarteto número 6, en primicia mundial. Siempre es complicado colocar el cuarteto que sea entre dos de Béla Bartók. La compositora rusa aguantó el tipo, sin perder sus esencias místico-misterioso-meditativas. La noche, en cualquier caso, era de Bartók, un compositor cuya serie de cuartetos es una digna heredera de la de Beethoven, y cuyo espíritu musical siempre ha sido muy bien desentrañado por los amigos japoneses-americanos del Tokio. Después de un Quinto impecable, la lectura del Cuarto fue insuperable. Movimiento a movimiento, matiz a matiz. Tuvo todo una fuerza arrolladora y a la vez poética. Fue una versión profunda, enigmática, sutil y emotiva. Ciertamente inolvidable

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram