Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios reclaman que el Banco de Valencia mantenga cierta autonomía

El FROB transmite que la adjudicación de la entidad es inminente

El director general del FROB, Juan Antonio Iturriaga.
El director general del FROB, Juan Antonio Iturriaga.

El director general del Banco de Valencia y representante del fondo de rescate bancario, Juan Antonio Iturriaga, se reunió este lunes con algunos de los principales empresarios valencianos para tratar lo que parece la inminente adjudicación de la entidad intervenida a uno de los pretendientes que han llegado a la recta final del proceso de subasta. Al encuentro asistieron el presidente de la patronal autonómica (Cierval), José Vicente González, el de la patronal de la provincia de Valencia (CEV), Salvador Navarro, el de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, y el de la Cámara de Valencia, José Vicente Morata.

Los empresarios plantearon a Iturriaga que, después de ser adjudicado, lo deseable sería que la entidad mantuviese no solo la marca, sino cierto grado de autonomía en la toma de decisiones y la orientación de un banco cercano al tejido productivo valenciano. El primer objetivo es el de siempre: que la operación sirva para facilitar la llegada de crédito a las empresas.

Fuentes conocedoras de la reunión señalaron que el mensaje recibido es que la adjudicación se espera en cuestión de horas o días. Las entidades mejor colocadas serían La Caixa y Bankinter, aunque las fuentes no descartaron que hasta el último momento pueda surgir otro pretendiente, como el BBVA. Lo importante, destacaron, es que el comprador tenga músculo financiero suficiente como para poner a trabajar al banco en su misión esencial, abriendo la oferta financiera. Los tres pretendientes mencionados cumplirían ese perfil.

Los empresarios también trasladaron al representante del FROB la importancia de que los actuales accionistas del banco, que poseen una participación menor tras la ampliación de capital realizada antes del verano y han sufrido ya una gran pérdida de valor, no queden reducidos a cero como consecuencia de la operación. Las fuentes consultadas creen que existen alternativas, y que valorarlas iría en el propio beneficio de quien finalmente sea el comprador. El mantenimiento de un precio de la acción se encuentra como obstáculo principal la postura de la Comisión Europea. Esta, que tiene al exministro Joaquín Almunia como comisario de la Competencia, ha insistido en que los accionistas deben asumir pérdidas.

Los empresarios piden una salida para los actuales accionistas

Si esa vía resultara infranqueable —todos los planes para las entidades intervenidas deben contar con el visto bueno de Bruselas— las fuentes consultadas señalan que podrían arbitrarse otras fórmulas con un resultado similar. Una medida de la que podría acabar beneficiándose el comprador. Los 47.000 accionistas que, según la Asociación Probanco de Valencia, sigue teniendo la entidad representan al mismo tiempo su clientela potencial. Y probablemente sería más provechoso para ambas partes, señalan las fuentes, encontrar una salida equilibrada.

A principio de mes, el Banco de Valencia confirmó que había actualizado su cuaderno de venta. Dos semanas más tarde, el FROB anunció que había retomado el proceso de subasta de la entidad así como del de Catalunya Banc. Estas decisiones y la rapidez a la que se están sucediendo están condicionados con el calendario establecido por la Comisión Europea para el proceso de reestructuración del sistema financiero español.

Hoy está previsto que el Banco de España y el FROB aprueben los planes de las cuatro entidades nacionalizadas —las mencionadas más Bankia y Novagalicia—. Y mañana será la Comisión Europea quien haga público su veredicto. El anuncio de la adjudicación del Valencia puede coincidir con una de esas dos fechas, según las fuentes consultadas. Pero siempre cabe la posibilidad de que algún problema de última hora lo demore unos días más, o incluso semanas.

La Caixa, Bankinter y BBVA en la recta final de la subasta de la entidad

Una vez que el banco fuese adjudicado, y los empresarios defiendan que suceda con el menor coste para el Estado, se abriría un proceso de meses antes de que el adquirente tomase el control oficialmente. Antes, como ocurrió con la adjudicación de la CAM al Sabadell, tendrán que pronunciarse los organismos de la competencia españoles y europeos. En este último caso, existe malestar entre el empresariado valenciano por la postura mantenida por Almunia, a quien se considera inclinado a la liquidación de la entidad.

Esta semana está previsto que se ponga en marcha Sareb, el banco malo al que se transferirán hasta 90.000 millones (de valor contable) de activos tóxicos y dañados, principalmente inmobiliarios. Banco de Valencia esperaba transferir a Sareb activos valorados en 6.000 millones.

La entidad se hizo este lunes, por otra parte, con el 100% de Adquiera Servicios Financieros tras comprar el 35% que estaba en manos de Grupo Ugarte de Automoción, Corporación Dermoestética, Autos Moltalt e IBE 97 tras. La compra de los 7.920.000 títulos se hizo por su valor nominal.