Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRAS EL 21-O

Urkullu sostiene que Euskadi tiene bases para ser una nación en Europa

El presidente del PNV adelanta que creará un Gobierno de acción

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, sostiene que Euskadi tiene la base suficiente para “seguir ganando terreno en su legítima aspiración de ser una nación en pie de igualdad en una nueva Europa”. El futuro lehendakarilo dijo en la conmemoración del 117 aniversario del fallecimiento del fundador del PNV, Sabino Arana, en Sukarrieta (Bizkaia).

Rodeado de los principales cargos del partido y de la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, Urkullu aseguró que Euskadi “tiene encauzada su propia vía de autogobierno”, unos "cimientos" cuya mejor expresión es el Concierto Económico, que “garantiza” la “soberanía económica” y que es un “instrumento de Estado, una fórmula moderna de lo que se considera hoy como soberanía compartida”.

En una lectura relacionada con su próxima elección como lehendakari, Urkullu admitió que “vienen tiempos difíciles para quienes desde el PNV vamos a tener que adoptar decisiones difíciles”, y por eso pidió a su partido “confianza, unidad y apoyo”. Para su mandato, adelantó que formará un “Gobierno de acción” que será capaz de “cambiar de rumbo y activar las máquinas” del país sin perder más tiempo, aunque dispondrá de 1.300 millones menos de presupuesto que en 2012 y habrá que “ajustarnos aún más el cinturón”.

Para enfatizar su línea de actuación, Urkullu añadió que “el nuevo Gobierno va a predicar con el ejemplo, no dirá que hay que adelgazar la Administración, lo hará; no predicará la austeridad, la aplicará pero compatibilizada con el objetivo de la recuperación económica”, añadió en Sukarrieta.

El líder 'jeltzale' se ofrece a incorporar iniciativas contra la crisis

Tras conocer esta radiografía, desde el PSE-EE, su portavoz, José Antonio Pastor, pidió ayer a Urkullu “seriedad”, al tiempo que le exigió que Urkullu dé una imagen de “tranquilidad y estabilidad a la ciudadanía”, en relación a la polémica creada sobre el traspaso de poderes en el Gobierno vasco, que aún no se ha realizado. Pastor le aconsejó que si no quiere “polemizar” sobre las cuentas del Ejecutivo, “que no hable del asunto”. La definitiva reunión podría decidirse en los próximos días. El portavoz socialista confió en que el PNV sepa “estar a la altura de las circunstancias sin ver un espectáculo como el que ellos escenificaron en 2009”.

Pese a este conflicto entre PNV y PSE-EE, Urkullu se mostró “optimista” sobre el rumbo de los acuerdos que no ha podido conseguir con otros partidos en las dos rondas negociadoras del arranque de la legislatura y que a su juicio serán posibles en los próximos meses Más adelante, en su intervención, el presidente jeltzale se mostró dispuesto a compartir “cuantas iniciativas sean necesarias” para que la respuesta ante la crisis económica tenga “la fortaleza suficiente para ser eficaz”.