Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaraba asume los poderes del consejo para reestructurar las sociedades

El PP se niega a reducir las sanciones a los 48 trabajadores

José López Jaraba.
José López Jaraba.

Un paso más en el proceso de liquidación de RTVV, dos días después de sancionar a 48 trabajadores. El Consejo de Administración de Ràdiotelevisió Valenciana (RTVV) aprobó ayer delegar sus competencias y poderes en el director general, José López Jaraba, para que ejecute la liquidación de la empresa. La mayoría del PP en el consejo impuso el plan diseñado por la Generalitat y dio el visto bueno también a las operaciones para reequilibrar el patrimonio de las dos empresas, Televisió Autonòmica Valenciana SA y Ràdio Autonomia Valenciana SA, entre las que se encuentra el controvertido expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a más de 1.200 trabajadores. Además, se tendrán que pagar las deudas comerciales de ambas sociedades. El consejo también aprobó la fusión por absorción de Ràdio 9 y Canal 9.

El proceso finalizará con la convocatoria de un último consejo de administración para aprobar d la liquidación definitiva de la actual RTVV, cuya deuda de 1.300 millones de euros ya ha sido asumida por la Generalitat. Ello supondrá el inicio de una nueva empresa pública de RTVV, cuya directora general ya elegida será la abogada Rosa Vidal Monferrer, y que no arrastrará pérdidas.

El vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Ciscar, aseguró tras el pleno del Consell que el consejo de RTVV está siguiendo la hoja de ruta fijada para que el nuevo ente esté constituido el 1 de enero de 2013, cuando también tiene que estar aprobado el contrato programa, de modo que la nueva sociedad pueda empezar a funcionar con ese nuevo modelo. Explicó la delegación de facultades a López Jaraba como la forma de “agilizar” el proceso. De este modo, no deberá constituirse el consejo de administración “cada vez que se tenga quehacer alguna aprobación”, agregó.

La oposición no lo ve con los mismos ojos, ni en los tiempos, ni en las formas y tampoco en el fondo de la cuestión. “Es inexplicable dar un cheque en blanco a un director que debería estar cesado desde hace tiempo por su mala gestión”, señaló la vicepresidenta del consejo, la socialista Consuelo Catalá. “Nunca nos han informado ni entregado la documentación que solicitábamos y, además, en esta última reunión no hemos tenido ninguna documentación cuando se iban a tratar temas tan importantes como la fusión de las empresas y, a su vez, otorgar todos los poderes ejecutivos a su director”, añadió. La portavoz socialista lamentó especialmente que el PP votara en contra “de que se retiren los expedientes a los 48 trabajadores”.

También criticó, como su compañero, el diputado socialista Josep Moreno, y el consejero de RTVV por Compromís, Rafael Xambó, la contratación de otro abogado del despacho de Garrigues para asesorar en la liquidación de la empresa por 20.000 euros. “Que se suman a los 400.000 que ya pagó a tres consultoras, entre ellas, Garrigues, para realizar el ERE. En fin, un despropósito más”, apuntó Xambó. El consejero por Compromís condenó la actitud del PP de rechazar cualquier medida paliativa de la sanción de entre uno y dos meses de suspensión de empleo y sueldo a 48 trabajadores que irrumpieron en plató de Canal 9 para protestar por el ERE. Incidió en que buena parte de los sancionados son miembros del comité de empresa, lo que conlleva una pérdida de representatividad y de los derechos y libertades democráticas.