Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat gasta 271.000 euros en la campaña institucional del 25-N

El Gobierno catalán recurre a imágenes de la Diada para fomentar el voto el 25-N

PSC, PP, ICV y Ciutadans exigen la retirada inmediata de la campaña

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, defiende la legalidad de la campaña institucional de la Generalitat para promover la participación en las elecciones, en que compara la trascendencia de los comicios con la manifestación independentista de la Diada, y la mantendrá hasta que la Junta Electoral Provincial de Barcelona dictamine. La campaña la ha realizado Imagina y ha costado 271.000 euros, 100.000 menos que las últimas catalanas de 2010.

El primer secretario del PSC y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Pere Navarro, ha calificado esta mañana de "manipulación" la campaña institucional, ya que ha asegurado que lo que hace es "confundir un país con un partido". "Tienen tan patrimonializado el Gobierno desde CiU que ya lo confunden. Igual el vídeo lo ha hecho el equipo de campaña de CiU", ha señalado Navarro durante su participación en un desayuno informativo organizado por el Foro Nueva Economía en Madrid.

El PSC, PP y Ciutadans decidieron ayer enviar un escrito ante la Junta Electoral Provincial de Barcelona para exigir la inmediata retirada de la campaña institucional. Para Alicia Sánchez-Camacho, líder del PP catalán, hay "juego sucio" y "se salta la ley". También ha protestado ICV. "Esperamos el cese inmediato del máximo responsable político de la campaña institucional", ha agregado el director de campaña de ICV-EUiA, Marc Rius.

La portavoz del partido y número dos de Iniciativa, Dolors Camats, ha reiterado esta idea hoy martes en rueda de prensa. La ecosocialista ha confirmado que llevarán el anuncio ante la Junta Electoral y ha solicitado la dimisión del responsable. “Como anuncio de CiU nos puede gustar más o menos, pero como campaña institucional está fuera de lugar”, ha dicho Camats. La precampaña de ICV, bajo el lema Catalonia is not CiU, ya giró alrededor del uso partidista que, desde su punto de vista, el Gobierno de Artur Mas hace de los medios y las instituciones públicos catalanes.

El Gobierno catalán niega que la campaña pretenda influir sobre el electorado, especialmente en quienes participaron en la manifestación. El anuncio es un compendio de imágenes de hechos relevantes de la historia catalana desde la llegada de la democracia. Figura un ciudadano que afirma haber apoyado la Constitución, otro que vivió los Juegos Olímpicos y otros que apoyaron la entrada en la Unión Europea y el regreso del exilio del presidente Josep Tarradellas. La manifestación de la Diada es el último de los episodios que se rememoran. Con banderas independentistas de fondo, un joven dice: “Yo estuve en la última Diada”. Después, otro aparece leyendo la frase “yo voté”.

El presidente catalán, Artur Mas, negó que la campaña sea partidista y explicó cómo se ha elaborado: “El criterio [para escoger los acontecimientos que se muestran] no ha sido el de si ha habido unanimidad en todos estos eventos, sino si han tenido una enorme participación”, dijo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >