Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP arropa la concentración contra la independencia en Barcelona

Los Mossos d'Esquadra detienen a un hombre por intentar agredir a un manifestante

La Delegación del Gobierno cifra en 65.000 los asistentes; la Guardia Urbana, en 6.000

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, en la plaza de Catalunya en la concentración antiindependentista.
La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, en la plaza de Catalunya en la concentración antiindependentista.

Miles de personas se han concentrado este mediodía en la plaza de Catalunya de Barcelona en un acto organizado por un grupo denominado Plataforma de España y Catalanes, que ha instado a los ciudadanos a reivindicar su catalanidad y españolidad. Al acto, con el lema Cataluña somos todos, se han adherido diversas formaciones, como el Partido Popular, Ciutadans y UPyD. Además, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha decidido acudir en el último momento a la concentración antiindependentista. También han participado en ella el presidente del grupo municipal del PPC en Barcelona, Alberto Fernández Díaz; el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol,  y el líder de Ciutadans, Albert Rivera. Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre por intentar agredir a un manifestante en las inmediaciones de la plaza de Catalunya.

El acto se ha desarrollado en parte bajo la lluvia, en él han sonado habaneras y piezas de folclore español, y ha acabado con la lectura de un manifiesto contrario a cualquier reivindicación independentista. Leído en catalán, castellano e inglés, el manifiesto llama a romper el "silencio" en que, en opinión de los manifestantes, han estado los partidarios de la unidad de España en Cataluña los últimos años.

La concentración ha acabado con la habitual guerra de cifras entre organizadores y la Guardia Urbana. Pero esta vez los cuerpos de seguridad también dan cifras absolutamente dispares. En este sentido, los organizadores, que inicialmente habían calculado la asistencia en 15.000 personas, han asegurado a primera hora de la tarde que el total de asistentes era de 100.000. La Delegación del Gobierno rebaja la cifra a 65.000. Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han contabilizado 6.000. Los cálculos hechos por este periódico y por la Guardia Urbana en concentraciones anteriores en la misma plaza y con una afluencia parecida habían cuantificado los asistentes entre 8.000 y 10.000 personas.

La plataforma sostiene que es apolítica y ha instado a los manifestantes a no llevar emblemas partidistas para evitar instrumentalizarla. El grupo ha nacido de la sociedad civil y es una especie de réplica de la Associació Nacional Catalana (ANC), impulsora de la marcha de la Diada. Pese a ese carácter apolítico, Manel Parra, portavoz del grupo, fue edil popular en Bellpuig d’Urgell y el número 4 de las listas de ese partido por ese municipio en las elecciones de 2011. Fuentes del PP confirmaron ayer que Parra es militante suyo, aunque aseguraron que el partido no está detrás de la plataforma, que ha nacido entre la ciudadanía.

Al acabar el acto, Alicia Sánchez-Camacho ha definido la concentración como "un éxito de la Cataluña real y de la Cataluña silenciosa" y como un "hecho histórico". Asimismo ha aprovechado para arremeter contra los socialistas catalanes por no haber enviado a "sus dirigentes" a la concentración y ha recordado que algunos de estos, los del sector más catalanista, sí se manifestaron durante la Diada.

“En la plataforma hay exmilitantes socialistas y de todos los partidos”, dijo Parra, que afirmó que él solo actúa como portavoz. El grupo suele poner el énfasis en la idea de que “nos unen más cosas de las que nos separan”, muy utilizada por el PP. Y el lema de hoy, Cataluña somos todos, ya lo utilizó Ciutadans en 2009. En apenas un mes, la plataforma ha conseguido miles de simpatizantes, que han contribuido a financiar, por ejemplo, la inserción de páginas de publicidad en periódicos para anunciar la fiesta, por un importe de unos 60.000 euros.

El intento de agresión se ha producido cuando un padre y su hija paseaban con banderas españolas por la manifestación contraria que algunos grupos independentistas habían convocado en la vecina plaza de la Universitat. Los grupos más radicales, de uno y otro signo, han quedado apartados del centro de la concentración.