Barberá precipita la remodelación y delega el urbanismo en Alfonso Novo

Los concejales sin cartera Jorge Bellver y Marta Torrado dejan el Consistorio

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ayer ante los medios de comunicación.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ayer ante los medios de comunicación.CARLES FRANCESC

Rita Barberá corrigió lo dicho solo horas antes y precipitó ayer la remodelación de su gobierno tras el salto de Jorge Bellver, concejal de Urbanismo, a la portavocía del PP en las Cortes Valencianas. Alfonso Novo, hasta ahora concejal de Tráfico y responsable de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), asume la responsabilidad del urbanismo en la capital.

Los dos concejales sin cartera del Consistorio, Marta Torrada, que dejó Bienestar Social para dedicarse a una portavocía adjunta en el Congreso, y el propio Bellver, entregan su acta y abandonan el Gobierno de Barberá. Su salida hace correr la lista de concejales electos y permite la entrada de Alberto Mendoza, quien asume la cartera de Tráfico y la presidencia de EMT que deja vacante Novo, y de Emilio del Toro, asesor del área de Educación que se convierte en concejal del mismo departamento. Del Toro ya fue concejal de Educación en el anterior mandato.

Emilio del Toro llevará Educación y Alberto Mendoza, el Tráfico y la EMT

Ramón Isidro, hasta la fecha concejal de Educación, asumirá el área de Patrimonio que gestionaba Novo.

En la presentación de los cambios, la alcaldesa de Valencia dijo que esperaba de todos “la máxima entrega” en sus nuevas responsabilidades, y de Alberto Mendoza, el único que debuta como concejal, auguró que lo hará “muy bien” porque es “un gran trabajador” y además, añadió, “no es nuevo en la casa”.

Barberá no concretó qué se hará con los puestos de asesor que dejan vacantes Del Toro y Mendoza, aunque señaló que se será “lo más austero posible”, y tampoco ha pensado todavía quién se hará cargo de la tercera tenencia de alcaldía que deja Jorge Bellver.

La oposición opinó de los cambios. Para el portavoz adjunto del PSPV, Salvador Broseta, los cambios producidos en el equipo local de gobierno, “no supondrán una mejora para los vecinos de la capital porque el Gobierno local seguirá paralizado”. Broseta recordó que la remodelación se produce obligada por la marcha de Bellver, que pasa a las Cortes para relevar a políticos del PP implicados en casos de corrupción. Es el caso de Rafael Blasco, el anterior portavoz popular, imputado en el caso de Cooperación.

Desde el Grupo de EU, el portavoz Amadeu Sanchis insistió en que los cambios en el equipo de gobierno de Barberá no impedirán que Valencia siga sumida en la parálisis y en una durísima crisis económica.

Para el dirigente de izquierdas, la remodelación no introduce cambios y suponen una continuidad del anterior. La oposición al completo coincidió en que el agotamiento político de este gabinete.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50