Fabra aparta a todos los imputados de la dirección del Grupo Popular

Sustituye a Ricardo Costa, Vicente Rambla, David Serra y Angélica Such Los tres diputados son investigados por la supuesta financiación del partido en la trama Gürtel

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en la visita este jueves a una panificadora.
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en la visita este jueves a una panificadora. EFE

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, logró este jueves deshacerse de otra de las pesadas cargas heredadas de Francisco Camps. Fabra utilizó la renuncia de Rafael Blasco como portavoz del Grupo Popular en las Cortes valencianas —imputado el pasado martes por seis delitos por el desvío de ayudas a la cooperación— como espoleta para dinamitar la dirección del grupo parlamentario.

Fabra reunió al comité ejecutivo regional del PP y logró el aval que buscaba para reestructurar en profundidad el Grupo Popular; ratificar el nombramiento de Jorge Bellver como portavoz en sustitución de Blasco y apartar a los cuatro parlamentarios imputados en el caso Gürtel que todavía formaban parte de la dirección del grupo parlamentario.

La decisión la tomó Fabra el pasado martes en Madrid, tras verse sorprendido en la Conferencia de Presidentes por la imputación de Blasco.

La dirección del grupo que Fabra se encontró en julio de 2011 cuando sustituyó a Camps incluyó cuatro parlamentarios imputados por el Tribunal Superior de Justicia en la rama valenciana de Gürtel que investiga la financiación ilegal del PP autonómico: Ricardo Costa, David Serra, Vicente Rambla y Angélica Such.

La dirección del PP valenciano ratifica a Bellver como nuevo portavoz

Costa, ex secretario general del PP y ex portavoz parlamentario con Camps, ocupaba hasta este jueves el puesto de secretario del grupo parlamentario, un puesto de relevancia en el funcionamiento diario de la bancada popular. Ahora su lugar lo ocupará una diputada de Castellón de la confianza de Fabra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la dirección también se mantenía David Serra, exvicesecretario de Organización del PP valenciano y hombre de confianza de Costa, con el cargo de portavoz adjunto. Un puesto que ahora pierde.

El exvicepresidente del Gobierno valenciano Vicente Rambla, mano derecha de Camps en el Ejecutivo, que asumió el puesto de coordinador del área de Economía, también es apartado del cargo que, aunque no tenía excesiva relevancia le permitía integrarse en la dirección del Grupo Popular.

La cuarta persona imputada apartada de la dirección parlamentaria por Fabra es la secretaria primera de la Mesa de las Cortes, Angélica Such, quien como consejera de Turismo adjudicó varios contratos a Orange Market, la filial valenciana de Gürtel, que dirigía Álvaro Pérez, El Bigotes.

En el puesto de Such, el presidente de la Generalitat coloca al ex secretario general del PP Antonio Clemente, a quien recompensa por haberse hecho cargo de las riendas del PP valenciano tras la defenestración de Ricardo Costa, por parte de Génova, y la elección de la nueva dirección regional el pasado mes de mayo.

Tras los cambios efectuados este jueves, la dirección del Grupo Parlamentario del PP valenciano se reduce en número y da entrada a personas de confianza del presidente valenciano.

Ahora la nueva dirección del grupo tendrá que gestionar el malestar interno por la pérdida de influencia de los diputados imputados, que suman una decena de los 55 parlamentarios de la bancada popular. Fabra, que ya había apartado a los altos cargos salpicados en escándalos de corrupción de la Administración valenciana, confía ahora en recuperar la normalidad en las Cortes para centrar todos sus esfuerzos en la crisis.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS