Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos calientan la campaña electoral con movilizaciones en la calle

El sector industrial y el lácteo denuncian la “falta de medidas” del Gobierno

Manifestación de julio contra los recortes del Gobierno, en A Coruña
Manifestación de julio contra los recortes del Gobierno, en A Coruña

El prometido otoño caliente se intensificará con la llegada de la campaña electoral y lo hará en varios frentes. Por una parte, la industria se manifestará en Vigo y Ferrol el día 8 de octubre —la campaña electoral empieza el día 5— y, por la otra, los ganaderos del sector lechero llevarán sus demandas a Santiago el día 4, el último día de precampaña. Los primeros le reclaman a la Xunta políticas de crecimiento para el sector secundario gallego y los segundos una intermediación para garantizar unos precios lácteos que por lo menos cubran los costes de producción. La crítica hacia el ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo es compartida: “No se puso en marcha ninguna solución”.

Ambas manifestaciones se enmarcan en un contexto de “movilización permanente”, como subrayó Nicolás Pato, secretario general de Industria de CC OO, que anunció la protesta del día 8 acompañado por representantes de los otros sindicatos convocantes, UGT Galicia y USTG. En el ámbito ganadero, las movilizaciones, que llevan repitiéndose en varias comarcas durante las últimas semanas, cuentan con el apoyo de Unións Agrarias (UU AA), Sindicato Labrego Galego (SLG) y Xóvenes Agricultores (XX AA). Pato justificó la necesidad de mobilizarse contra los recortes de la Xunta y del Gobierno entendiendo que “con el pretexto de la crisis, están destruyendo el tejido productivo y el empleo” del sector industrial. Un sector que considera estratégico para la sociedad gallega por su peso en la economía y su efecto de arrastre. El portavoz de CC OO recordó también que es el sector más castigado en términos de empleo desde que se inició la crisis, pues “desde 2008, el 90% de los puestos de trabajo destruídos están concentrados en la construcción y en la industria”.

La solución reclamada por los convocantes es que las administraciones impulsen políticas económicas expansivas, dirigidas a recuperar la inversión productiva, y que se implementen políticas de investigación y desarrollo. En ese sentido, critican la “pasividad” y “ausencia” de los gobiernos del PP “tanto a nivel estatal como en la Xunta”. La misma sensación tienen los ganaderos. “El dia 4 se cumplirán tres meses desde que le explicamos la situación excepcional al presidente Feijóo. Más allá de comunicados de prensa, no se resolvió nada”. Roberto García, el secretario general de UU AA, pintó un panorama desolador para el conjunto del sector, con un 70% de las explotaciones que no cubren los costes de producción, poniendo en riesgo de quiebra a una actividad que, como recordó Isabel Vilalba, secretaria general del SLG, “supone 67.000 puestos de trabajo” en Galicia.

Precisamente ayer, la Consellería de Medio Rural emitió una nota de prensa en la que apostaba por “reforzar” la posición de los ganaderos en la cadena de valor pero sin concretar ninguna medida de urgencia . La conselleira Rosa Quintana tachó la movilización del día 4 de “algarabía”, aunque “la respeta”. Lo que temen ahora los ganaderos son los términos del contrato del paquete lácteo, cuya firma está fechada para el 3 de octubre y del que aún no cuentan con información. Temen que sirva para que las distribuidoras impongan unilateralmente los precios sin arbitrio de la Administración. En palabras de Francisco Bello, secretario general de XX AA, “una espada de Damocles, o aceptas el precio o no te recogen la leche”.