Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rumor que puso serios a los socialistas

La cúpula del PSdeG recibió se enteró del arresto mientras escuchaban a Vázquez

El exdiputado Tuco Cerviño (derecha) habla al oído del candidato del PSdeG por A Coruña, Francisco Caamaño.
El exdiputado Tuco Cerviño (derecha) habla al oído del candidato del PSdeG por A Coruña, Francisco Caamaño.

Cuando, ayer por la mañana, los agentes de Vigilancia Aduanera detuvieron al alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, la cúpula de su partido se encontraba en el mismo lugar, el Hostal dos Reis Católicos de Santiago. Allí, el líder de los socialistas gallegos y candidato a la Xunta, Pachi Vázquez disertaba sobre sus recetas para gobernar Galicia en un foro.

Pero, mientras se acercaba al final de un discurso en el que prescribió un programa político basado en “la creación de empleo, el crecimiento, el blindaje de los servicios públicos básicos y en una fiscalidad más progresiva”, un rumor comenzó a recorrer las mesas. El exalcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, salía y volvía a entrar en la sala. Francisco Caamaño, cara muy seria, hablaba por lo bajo con Tuco Cerviño, veterano diputado en O Hórreo que no opta a la reelección. En el rostro de José Ramón Gómez Besteiro, presidente de la Diputación de Lugo, también se espejaba preocupación.

“Estamos inmersos en la crisis mas voraz que se recuerde”, afirmaba, a modo de resumen, Vázquez, “la solución más fácil no es seguir incrementando el sufrimiento. Hay que apostar por el crecimiento sostenible”. Nada más poner el punto y final, y cuando entre los periodistas las habladurías ya se habían convertido en información contrastada, subió a la tribuna Pablo García, secretario de Organización del PSdeG. Agarró a Pachi Vázquez por los hombros y le comunicó que uno de los tres regidores socialistas urbanos había sido arrestado. Acompañado por el portavoz del grupo parlamentario Abel Losada, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y por sus asesores de comunicación, Vázquez entró en un cuarto. A las puertas, la prensa esperaba por unas declaraciones en las que el aspirante a la presidencia de la Xunta afirmó finalmente “confiar en la justicia y en la inocencia” del detenido.