Auditori de lujo con goteras

La Vila precinta su teatro, que costó 12 millones de euros, tras detectar cuatro años después que se filtra agua en los ascensores

El auditori de La Vila ha sido cerrado por goteras.
El auditori de La Vila ha sido cerrado por goteras.ROSA FUSTER

Podría haber cerrado igualmente por falta de actividad. De hecho, de aquí a final de año el Teatre Auditori de La Vila Joiosa solo tiene programados nueve días de funciones culturales: dos obras de teatro, tres días de danzas populares y cuatro conciertos de las dos bandas que existen en la localidad. Sin embargo, ha cerrado cuatro años y medio después de abrir sus puertas por las goteras que han aparecido en su cubierta, que han afectado a la zona de ascensores. Esta obra, que llegó a estar expuesta en la muestra Arquitectura en España del Moma de Nueva York, costó 12 millones de euros. El auditorio es obra de los arquitectos José M. Torres Nadal y Antonio Marquerie Tamayo.

El recinto apenas ofrece actividad cultural

El gobierno popular encabezado por el exalcalde José Miguel Llorca, condenado por ejercer de médico sin tener la titulación, invirtió una fortuna en construir un auditorio de 814 butacas para competir con el Palau Altea y L’Auditori de la Mediterrània de La Nucia. Ahora, la Policía Local de La Vila ha tenido que precintarlo porque la lluvia caída hace unos días en La Marina Baixa inundó los huecos de los elevadores de un auditorio, cuyas instalaciones han acabado sirviendo para que diferentes asociaciones culturales de la capital de esa comarca alicantina se ubicaran en sus dependencias.

Para prevenir problemas y acelerar que el agua acumulada se evapore, el Consistorio tomó la decisión de clausurarlo mediada la semana pasada con la intención de que sea remendado por los servicios técnicos locales en fechas próximas, según confirmaron fuentes del Gobierno local.

El proyecto llegó a estar expuesto en el Moma de Nueva York

Además de estos problemas, sobre el Teatre Auditorio de La Vila pesa una sentencia del juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Alicante que anuló la venta de suelo público en dos planes parciales para pagar los 9,5 millones en los que se presupuestó, aunque con los sobrecostes posteriores acabó costando más de 12, hasta que fue inaugurado en enero de 2008.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Luego, el concejal tránsfuga que le dio la alcaldía al PP en noviembre de 2008, Francisco Manuel Pérez Melero, lo utilizó siendo edil de Cultura para justificar el cambio de gobierno. Según dijo, el PP local le garantizó, a cambio de su apoyo en la moción de censura, una subvención del Consell de tres millones de euros que, sin embargo, nunca llegó.

L’Auditori funciona ahora como si estuviera privatizado. Su uso depende de una ordenanza municipal que obliga a fijar el precio de las entradas en función del caché de los artistas y su actividad se ha reducido a la mínima expresión hasta acabar acogiendo poco más que manifestaciones locales. El pasado noviembre, la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana celebró en sus dependencias su 43 asamblea local.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS