Unamuno y su Casco Viejo

Desde principios de mes está en marcha el último de los itinerarios guiados a pie por los lugares donde transitó el reconocido autor bilbaíno

Una de las visitas guiadas para recrear la figura de Miguel de Unamuno, en Bilbao.
Una de las visitas guiadas para recrear la figura de Miguel de Unamuno, en Bilbao. TXETXU BERRUEZO

“Francamente, voy perdiendo la gana de volver a Bilbao, y no me deleita el saber de sus progresos. Que progrese, sí, que progrese; mas sin que yo lo vea, a ser posible”. Se trata de una de las tantas frases recogidas en los escritos del filósofo, escritor y pensador bilbaíno Miguel de Unamuno (1864-1936). A este vasco universal no le agradó el rumbo que tomó la ampliación de la capital vizcaína durante cierta etapa de su vida.

Aún así, durante su juventud, Unamuno llegó a adorar esta ciudad y, en concreto, su querido Casco Viejo, donde como él reconoció en más de una ocasión, “mi mundo, el que fraguó la roca sobre la que mi visión del universo se posa, fue, ante todo, la manzana comprendida en las calles de la Cruz, Sombrerería, Correo y Matadero”.

El pasado 31 de diciembre se cumplió el 75 aniversario de la muerte de Unamuno. Para conmemorar esta efeméride, el programa de difusión patrimonial del consistorio bilbaíno Bilbao Izan ha diseñado un itinerario formado por tres recorridos diferentes de visitas guiadas para conocer lugares de la villa que ilustran etapas de la vida del autor.

Las visitas programadas arrancaron a principios del mes de mayo con un paseo que se centró en las zonas de la infancia de Unamuno. El correspondiente al mes de junio volvió la mirada a la etapa que coincide con sus numerosos viajes en tren a Salamanca y Madrid, donde recibió formación y tomó contacto con otros pensadores, escritores y artistas.

Más de 2.000 personas han participado en las anteriores visitas

Mil personas participaron en cada uno de los dos recorridos propuestos, y este mes de septiembre, otro millar de personas va a poder hacerlo en torno a los “recuerdos de niñez y mocedad del autor”, con el fin de recordar y dar a conocer diferentes facetas de la vida y obra de uno de los más ilustres bilbaínos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las visitas programadas durante este mes comenzaron el pasado lunes, y cuentan con la participación como guía del historiador y escritor José Antonio Ereño, uno de los mayores expertos en la vida y obra de Miguel de Unamuno.

“El público tiene la oportunidad de viajar al Bilbao de la segunda mitad del sigo XIX desde la perspectiva del mismo Unamuno”, aseguran sus organizadores. Para ello, cuarenta personas, divididas en dos sesiones, recorren a diario los lugares que transitó el autor. El viaje por el imaginario de Unamuno arranca desde la Plaza del Arriaga y transcurre por lugares clave en su vida, como la vivienda de la calle Ronda, en la que nació, la iglesia de los Santos Juanes, donde pocos días después fue bautizado, y el Instituto Vizcaíno, al que acudió de niño, entre otros. “Al hablar de Bilbao, Unamuno tenía el Casco Viejo en su corazón, y es que sus aventuras comenzaron en la calle Correo, en su primera escuela”, explica Ereño a quienes participan en la visita a la que asistió este diario.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS