El centro cultural del Born abrirá el 11 de septiembre de 2013

El centro cultural abrirá después de 12 años de obras y 84 millones de euros

Los restos del Born, la nueva plataforma y la estructura de Fontseré.
Los restos del Born, la nueva plataforma y la estructura de Fontseré.GIANLUCA BATTISTA

El Born Centre Cultural, uno de los proyectos culturales más esperados de Barcelona, construido a partir de los restos arqueológicos de la ciudad arrasada por las tropas borbónicas en 1714, ya tiene fecha de inauguración. Será dentro de un año, el 11 de septiembre de 2013, coincidiendo con el pistoletazo de salida de los actos que conmemorarán el 300 aniversario de la derrota de las tropas catalanas frente a Felipe V y que tendrán en el nuevo centro cultural su punto neurálgico. Un total de 12 años y 84 millones de euros de inversión y 1, 2 millones de mantenimiento anual, son las macrocifras de la reconversión de mercado de abastos en un centro cultural que explicará la Barcelona del siglo XVIII y que, a la vez, se abrirá a las actividades ciudadanas, sobre todo de la Ribera.

El alcalde, Xavier Trias, acompañado del quinto teniente, Jaume Ciurana; Quim Torra, Quim Torra el flamante nuevo director del centro, tal como adelantó este jueves EL PAÍS, y Toni Soler, comisario de los actos municipales del tercer centenario de 1714, realizaron la última visita de obras al equipamiento. No estaba presente, por un problema personal, el comisario científico y máximo defensor de la musealización de los restos, el historiador Albert García Espuche. Tras retirar la enorme estructura metálica de andamios que se montó para restaurar la cubierta de Fontseré y la plataforma que cubría el nivel del suelo, han vuelto a emerger los espectaculares restos arqueológicos de la ciudad arrasada, unas 50 casas y palacios del siglo XVIII.

El centro, según explicó Torra, contará con cuatro espacios, dos de ellos de exposiciones, otro polivalente para actividades y el cuarto para recepción y restauración. Cuando abra sus puertas el Born, se podrá visitar la exposición permanente con 1.500 objetos de los 3.500 recuperados en la excavación, que explicarán cómo se vivía en la ciudad antes del ataque. Habrá que esperar a diciembre de 2013 para ver la exposición temporal comisariada por Francesc Xavier Hernández y Albert García Espuche, que contará la vida de los 11 meses del asedio.

La apertura comportará la reurbanización del entorno y cambios en el tráfico

La inauguración del Born supondrá la eliminación de la muralla que durante décadas —desde que se cerró el mercado en 1971— impedía la comunicación desde la Ciutadella al barrio de la Ribera. El visitante podrá acceder al interior del edificio, atravesarlo y ver desde unas plataformas los restos arqueológicos, sin necesidad de pagar. Si, además, quiere pasear por el yacimiento y deambular (en grupos de 20 a 25 personas) por las calles del siglo XVIII, deberá apuntarse a las visitas guiadas, que serán de pago.

Paralelo a la inauguración del centro, la zona inmediata de la Ribera y de la Ciutadella sufrirá cambios urbanísticos y de circulación. Las calles que rodean el edificio serán prácticamente peatonalizadas. La calle del Comerç se limitará a carga y descarga, acceso a los aparcamientos y para los vecinos. Muy probablemente, el paseo de Picasso asumirá la circulación que hoy en día pasa por Comerç hacía la avenida del Marqués de la Argentera. Con ello, se pretende abrir una nueva ruta que comunique el parque de la Ciutadella hasta la Ribera e incluso el barrio Gòtic.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En estos cambios también participará el nuevo director del centro, que, según ha explicado Ciurana, ha sido designado de forma directa por “ser el mejor, estar en la estructura municipal y por impedimento legal para hacer nuevos contratos”. El polivalente Torra, además, dirige la editorial A Contravent y proseguirá al frente del programa para erradicar el chabolismo del 22@ por encargo del edil Antoni Vives.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS