Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta afirma que una persona causó el incendio de 374 hectáreas en Bédar

El Infoca da por controlado el siniestro, que obligó a desalojar todo el pueblo

Un helicóptero participa en la extinción del incendio de Bédar.
Un helicóptero participa en la extinción del incendio de Bédar. EFE

El incendio forestal que desde el sábado a mediodía arrasó 374 hectáreas, algunas de gran valor ecológico, en el municipio almeriense de Bédar quedó controlado a última hora de la noche de este domingo, afirmaron fuentes del Infoca. El siniestro obligó a desalojar de forma preventiva a los 1.061 habitantes de la población. El origen de las llamas es humano, según informó ayer la delegada de la Junta en la provincia, Sonia Ferrer, que no especificó si se trató de un incendio intencionado, de una negligencia o de un descuido. Fuentes municipales apuntan como causante del incendio a una posible colilla mal apagada tirada por un conductor a una cuneta de la carretera AL-6109, donde se originó el fuego.

De las 374 hectáreas afectadas, 231 son de masa forestal y se encuentran enclavadas en un Lugar de Interés Comunitario (LIC) de Sierra Cabrera, una de las zonas de mayor diversidad florística de la Península Ibérica. En esta zona habitan especies en peligro de extinción como la tortuga mora.

Desde que se tuvo conocimiento del fuego al mediodía del sábado, actuaron en la zona 579 personas, entre ellas 41 retenes de especialistas en extinción de incendios y 72 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como 84 vehículos de intervención en tierra y 37 medios aéreos. Tras declararse controlado el incendio, en la zona permanecieron cuatro grupos especialistas con tres vehículos autobomba con un total de 34 personas, afirman fuentes del dispositivo Infoca, dependiente de la Junta.

El millar de vecinos que hubo de ser desalojado de sus domicilios ante la proximidad del fuego ha completado el regreso a sus viviendas sin que se hayan producido incidencias en el realojo, que comenzó a última hora de la noche del domingo después de que el Infoca diese por estabilizado el incendio a las 13,00 horas, según informó a Europa Press un portavoz del servicio unificado de emergencias 112.

Los residentes fueron trasladados al pabellón deportivo de Los Gallardos y otro contingente fue alojado en viviendas alejadas de la zona próxima al incendio forestal dado que la evolución estaba siendo “muy favorable”. La Junta desactivó también el nivel 2 y se ha pasado al nivel de gravedad cero al no existir peligro para la zona habitada". Por este motivo, también ha sido reabierta la carretera Al-6109, de Los Gallardos a Bédar, donde se iniciaron las llamas y que permanecía cortada al tráfico.

Por otra parte, agentes de la Policía Local de Málaga detuvieron ayer a un hombre de 21 años por supuestamente provocar varios incendios en la zona de La Mosca, al norte de la capital malagueña. El último suceso ocurrió sobre las 0.50 de ayer. Los agentes descubrieron a un joven en el paraje donde se iniciaron las llamas y, tras identificarlo, descubrieron que era la persona que había llamado tres veces a los bomberos para avisar del fuego. El joven dijo en primer lugar que estaba en la zona con su novia, pero los agentes comprobaron que era falso. Al verse sin salida, confesó que él fue el autor del siniestro y que lo había hecho porque quiere ser bombero y le gusta verlos actuar.