Los hoteles de Benidorm registran la peor ocupación desde 2009

La Costa Blanca llenó el 83,8% de las camas, 1,6 puntos menos que el verano pasado

Las alarmas rojas se han encendido en los hoteles de Benidorm, que han registro la peor ocupación desde agosto de 2009. La crisis que azota España ha provocado un fuerte descenso de los turistas nacionales, y el incremento de los visitantes extranjeros no ha compensado esta caída. Otros destinos, sin embargo, aguantan el tipo y consolidan clientes.

Los hoteles de la Costa Blanca han logrado una ocupación del 83,8% durante la primera quincena de agosto, lo que supone 1,6 puntos menos que en el mismo periodo de 2011, y es una cifra peor que en 2010 y 2009, según los datos de la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca, Hosbec, difundidos ayer. Sin embargo, localidades como Calp y Altea lograron más visitantes, alcanzando una ocupación del 90,3%, mejorando así los datos registrados en Benidorm (88,5).

Las cifras

Los hoteles de la Costa Blanca lograron un 83,8% de ocupación, 1,6 puntos menos que el año pasado.

En 2011 fue de 85,4%, en 2010 de 84,6%, en 2009 de 85,3% y en 2008 de 79,7%.

Calp y Altea, con un 90,3% superan la ocupación registrada en Benidorm, que fue del 88,5%.

El 80% de los turistas son españoles y entre los extranjeros destacan los franceses (que son un 4,8% del total) y los británicos que suponen un 4,2%.

Por detrás se situaron Finestrat (con un 83%), los hoteles de Alicante Sur (con 81,7) y L’Alfàs del Pi (77%).

La ocupación durante la primera quincena de agosto fue superior a la registrada ahora en los años 2011 (85,4%), 2010 (84,6%) y 2009 (85,3%), aunque en 2008 la ocupación fue del 79,7%, menos que este año.

Desde la patronal hotelera detallaron que el 80,5% de los turistas hospedados en establecimientos de la Costa Blanca fueron españoles frente a un 19,5% de extranjeros. Entre los mercados internacionales, destacaron el francés (con un 4,8% del total de turistas) y el británico (con el 4,2%), que han crecido levemente con respecto al mismo periodo de 2011.

Por categorías, los hoteles con mayor porcentaje de ocupación fueron los de dos estrellas (88,1%), seguido por los de tres estrellas (87,4%), por los de cinco (83,8%) y por los de cuatro estrellas (78,9%).

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, pese a los datos mostró cierta satisfacción por estos resultados, ya que se esperaba que la recesión del mercado nacional pudiera pasar factura a la Costa Blanca, al ser un destino más dependiente del turismo español. Sin embargo, el descenso ha sido algo inferior a dos puntos con respecto al año pasado.

Los establecimientos con mayor ocupación fueron los de dos estrellas

A la vista de las cifras, el presidente de la patronal indicó a Efe que el litoral de Alicante “ha aguantado bien” y “no ha caído tanto” como Benidorm. Sin embargo, y pese a los resultados regulares obtenidos por Benidorm en la primera quincena, Mayor avanzó que la segunda “está evolucionando muy bien” y recordó que en temporada baja “Benidorm es el mejor producto” turístico.

Toni Mayor señaló que los resultados de ocupación revelan que el turismo “sobrevive a la guerra financiera de los últimos años”, y es que la previsión de ocupación para la segunda quincena de agosto en los hoteles de la Costa Blanca roza ya el 80%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS