Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad tapia el hospital de Llíria con el grueso de la obra terminada

Compromís reclama que el consejero explique el abandono de la instalación

Las nuevas instalaciones hospitalarias con las puertas tapiadas.
Las nuevas instalaciones hospitalarias con las puertas tapiadas.

Iba a inaugurarse en 2009, después en 2010 y todavía con la obra casi terminada, en agosto de 2012, se han tapiado las que iban a ser las puertas del hospital Comarcal de Llíria. La diputada de Compromís Mònica Oltra denunció ayer el estado de abandono de la obra y afirmó que “el hecho de tapiar los accesos es una prueba inequívoca de que el Gobierno valenciano no tiene intención de inaugurarlo a corto o medio plazo”. La Consejería de Sanidad afirmó que “se está procediendo a instalar medidas de seguridad para proteger la obra” y que esto no significa que hayan desistido de inaugurar el hospital.

En la página web del Ayuntamiento de Llíria ya han dejado de subir las fotos de la obra del ansiado hospital que iba a dar servicio a 72.430 habitantes de las comarcas del Rincón de Ademuz, Los Serranos y municipios de la comarca del Camp de Túria. Como un proyecto que germina, las fotografías que han ido colgando muestran el crecimiento del hospital desde que la parcela era un erial en mayo de 2007, hasta noviembre de 2010, con el edificio casi terminado. La imagen a día de hoy es muy distinta.

El Grupo Parlamentario Compromís denuncia que “el recinto del nuevo hospital de Llíria parece una zona fantasma donde los matorrales tapan las zonas ajardinadas, el mobiliario urbano está totalmente deteriorado, las marquesinas de las paradas de autobús sucias y llenas de basuras” y “las puertas tapiadas con ladrillos y yeso”. La Consejería de Sanidad explicó ayer que “se está procediendo a instalar medidas de seguridad para proteger la obra” y que “esto no supone que se descarte su puesta en marcha”.

Según la consejería, se trata de “medidas de seguridad para proteger la obra”

Para Compromís “esta es una excusa bastante mala” porque afirman que “si se va a poner en marcha no se molestarían en tapiarlo sino en rematar la obra”. Mònica Oltra exigió que el consejero de Sanidad, Luis Rosado, comparezca para dar explicaciones acerca del abandono de la obra, que la diputada considera necesaria para la comarca del Camp de Túria.

Con un plazo de ejecución de dos años, aunque ya van casi seis, el hospital iba a contar con 120 camas de hospitalización en habitaciones individuales, como explicaba el entonces consejero de Sanidad, Rafael Blasco, en octubre de 2006. Este centro, que iba a contar con área quirúrgica, área médica y área materno-infantil, se planteaba como la alternativa a los largos desplazamientos de los vecinos de las comarcas cercanas que tienen que acudir al hospital Arnau de Vilanova y al nuevo La Fe.

Según la Consejería de Sanidad, “como ya ha comentado el consejero en reiteradas ocasiones, las infraestructuras sanitarias pendientes se irán completando y poniendo en funcionamiento conforme sea posible y en base la situación financiera”. No en vano, Luis Rosado afirmaba en octubre del año pasado que los hospitales pendientes de inaugurar “se abrirán cuando la sociedad valenciana se pueda permitir el lujo” de hacerlo. Un lujo que en este caso supondría un gasto anual de “unos 20 millones de euros” según Sanidad.

Para Oltra, “es irresponsable que haya dinero para otras cuestiones que no son importantes y que las infraestructuras sanitarias, como por ejemplo el hospital de Llíria o el nuevo hospital de Gandia, que se encuentra en una situación parecida, estén abandonadas”. Compromís exige que Luis Rosado explique si hay planes de privatización para estos hospitales que aunque están construidos no se han inaugurado y acusa al Partido Popular de estar “desmantelando y arruinando el sistema sanitario valenciano”.